fbpx
7 de mayo 2010    /   CINE/TV
por
 

¡Ya está aquí el invierno!: Cosas que hacer cuando tienes frío

7 de mayo 2010    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

11390fullsize

Pues ya tenemos de vuelta el invierno. Tras un largo verano  de una semana, todo el mundo está de regreso de los pack multiaventura, los chiringuitos y las playas, los festivales estivales (que agudo, ¿eh?) y el relax en el pueblo de la suegra. Inmersos en pleno síndrome postvacacional, lo único que apetece es mantita, sofá y pelis. Sólo somos capaces de proveer de vídeo, así que la manta y el sofá se lo piden a sus jefes. Y un aumento, que siempre viene bien. Les dejo con las fotos de mis vacaciones.

Pasaba yo por un castillo de Rochester, en Gran Bretaña, cuando me topé con una exhibición luminotécnica que danzaba al son de AC/DC. ¿Hay algo más bello en esta vida? ¡No!

Las vacaciones son momentos para dar rienda suelta a la imaginación  y para dedicar tiempo a esos hobbies que no pueden acaparar nuestra atención durante los períodos laborales. Me encanta el bricolaje, como a cualquier persona decente. Así que empecé por un proyecto sencillo que vi en un videoclip de OK Go. Me salío sólo regular.

El hotel en el que estuve estaba bien. Salvo por las cucarachas, los piratas, la salmonela, el casino, los animadores, los niños y los baños. Bueno, y la piscina, que no era lo que me prometieron.

Vuelta a la cruda realidad. Vuelta al agobiante entorno urbano, y a mi apartamento que, dicho sea de paso, no es un palacio precisamente. Menos mal que me lo monto bieny consigo que me sobre el espacio.

Si se unen lo que la mayoría de personas en el mundo piensa que es lo más, disciplinas que han sido aceptadas universalmente como las más satisfactorias, amenas y nobles de todas las que existen, tenemos como resultado esto. ¡Pong y tipografía! Hell yeah!

Y una perlita final que permanece oculta debido al deseo de su autor de no permitir inserciones fuera de Youtube. Cuando uno vuelve de vacaciones debe renovar su vestuario. Aquí se ofrecen sabios consejos de estrategia y planificación. ¡Buen fin de semana!

11390fullsize

Pues ya tenemos de vuelta el invierno. Tras un largo verano  de una semana, todo el mundo está de regreso de los pack multiaventura, los chiringuitos y las playas, los festivales estivales (que agudo, ¿eh?) y el relax en el pueblo de la suegra. Inmersos en pleno síndrome postvacacional, lo único que apetece es mantita, sofá y pelis. Sólo somos capaces de proveer de vídeo, así que la manta y el sofá se lo piden a sus jefes. Y un aumento, que siempre viene bien. Les dejo con las fotos de mis vacaciones.

Pasaba yo por un castillo de Rochester, en Gran Bretaña, cuando me topé con una exhibición luminotécnica que danzaba al son de AC/DC. ¿Hay algo más bello en esta vida? ¡No!

Las vacaciones son momentos para dar rienda suelta a la imaginación  y para dedicar tiempo a esos hobbies que no pueden acaparar nuestra atención durante los períodos laborales. Me encanta el bricolaje, como a cualquier persona decente. Así que empecé por un proyecto sencillo que vi en un videoclip de OK Go. Me salío sólo regular.

El hotel en el que estuve estaba bien. Salvo por las cucarachas, los piratas, la salmonela, el casino, los animadores, los niños y los baños. Bueno, y la piscina, que no era lo que me prometieron.

Vuelta a la cruda realidad. Vuelta al agobiante entorno urbano, y a mi apartamento que, dicho sea de paso, no es un palacio precisamente. Menos mal que me lo monto bieny consigo que me sobre el espacio.

Si se unen lo que la mayoría de personas en el mundo piensa que es lo más, disciplinas que han sido aceptadas universalmente como las más satisfactorias, amenas y nobles de todas las que existen, tenemos como resultado esto. ¡Pong y tipografía! Hell yeah!

Y una perlita final que permanece oculta debido al deseo de su autor de no permitir inserciones fuera de Youtube. Cuando uno vuelve de vacaciones debe renovar su vestuario. Aquí se ofrecen sabios consejos de estrategia y planificación. ¡Buen fin de semana!

Compártelo twitter facebook whatsapp
Black Mirror (4×06): Black Museum y el placer del dolor ajeno
Diccionario seriéfilo: la importancia del pacto con el espectador
Hay orgullo en la calle Bourbon
La conciencia política no nace de artículos sesudos, sino de espectáculos de TV
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies