25 de septiembre 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

Cualquier gesto para cuidar el planeta ‘YaeshacerALGO’

25 de septiembre 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No todo lo que llegó con el covid ha sido malo. Durante unos meses hemos podido descubrir que nuestras ciudades eran mejores sin tanta contaminación y sin tanto ruido. También hemos visto cómo la naturaleza reconquistaba espacios que le habían sido arrebatados. Y, a pesar de tener que contemplarlo encerrados entre las cuatro paredes de nuestras casas, a muchos esto les hizo ser más conscientes de la necesidad de buscar un mundo mucho más sostenible.

Entre esas personas se encuentran cuatro creativos. Todos ellos eran conscientes de que, para llegar a la meta de la sostenibilidad, hacía falta empezar a dar pasos. Primero, ellos mismos. Pero también sabían su que su esfuerzo no podía quedarse solo en su reducido círculo de amigos. Así nació YaeshacerALGO, una comunidad en Instagram que lanza consejos en clave positiva para animarnos a empezar a salvar el planeta y conseguir cumplir los objetivos de desarrollo sostenible en 2030.

Yaeshaceralgo

Esos cuatro amigos son Jesús Revuelta, Dani Requena, Cecilia Martínez y Trini Rodríguez. «Teníamos muy claro que queríamos convertir esto en algo cool», explica Jesús Revuelta haciendo de portavoz. «Que la sostenibilidad se vuelva algo aspiracional, deseable, chulo y compartible». Así que el primer objetivo era huir como de la peste del cliché ecologista tan asociado a los tonos pastel. Por eso optaron por un diseño mucho más potente, con colores llamativos y brillantes y motivos geométricos.

Yaeshaceralgo

«Queríamos que tuviese una personalidad muy clara. Que lo encuentres en el feed y digas “a ver, qué dicen hoy”», puntualiza Revuelta. Y atraer la atención de quienes se plantean empezar a hacer algo por la sostenibilidad, pero no saben muy bien qué. La sencillez en el diseño también es una de sus máximas, porque es a través de esa simplicidad, a la que acompaña el estilo del lettering, la que les ayuda a sistematizar sus publicaciones y a dar una coherencia a la estructura de sus posts.

«Habrá varias temáticas, y en cada una de las temáticas su diseño tiene el predominio de un símbolo concreto». Al principio buscaron emojis, pero al final se decantaron por los símbolos. Un ojo para Inspiración; cuadrados amarillos y verdes para Reutilización; unos triángulos que recuerdan un rayo para energía…  «Pero tampoco pretendemos que la gente los interprete todos, sino simplemente que tenga una consistencia y que sea algo que te invite a parar y a leer la información de abajo», comenta Jesús Revuelta. «Al final es eso lo que te va a ser útil, lo que te va a motivar a compartir en stories ese comportamiento que nos gustaría fomentar».

El eje de todo el proyecto es buscar el contagio social. «Hemos leído mucho este verano acerca de que este tipo de cambios requieren que te sientas acompañado. Si lo haces solo y ves que alguien lo hace mal, te desanimas. Sin embargo, cuando estás en grupo, cuando formas parte de algo más grande que tú, está demostrado que funciona mucho mejor, que te acabas contagiando».

Y nada mejor que un enfoque positivo para terminar de atraer a la causa tanto a los indecisos como a los ecologistas convencidos. «Sí, eso es. Lo que cuesta es empezar, arrancar en positivo y que te animen. Lo fácil es caer en que te den una colleja porque no lo haces bien», responde Revuelta. «Hay que ser positivo, “vamos, ánimo, un poquito. Que ya verás como el siguiente paso que des es más fácil”, y así sucesivamente. Porque las cosas que podemos hacer son interminables».

No todo lo que llegó con el covid ha sido malo. Durante unos meses hemos podido descubrir que nuestras ciudades eran mejores sin tanta contaminación y sin tanto ruido. También hemos visto cómo la naturaleza reconquistaba espacios que le habían sido arrebatados. Y, a pesar de tener que contemplarlo encerrados entre las cuatro paredes de nuestras casas, a muchos esto les hizo ser más conscientes de la necesidad de buscar un mundo mucho más sostenible.

Entre esas personas se encuentran cuatro creativos. Todos ellos eran conscientes de que, para llegar a la meta de la sostenibilidad, hacía falta empezar a dar pasos. Primero, ellos mismos. Pero también sabían su que su esfuerzo no podía quedarse solo en su reducido círculo de amigos. Así nació YaeshacerALGO, una comunidad en Instagram que lanza consejos en clave positiva para animarnos a empezar a salvar el planeta y conseguir cumplir los objetivos de desarrollo sostenible en 2030.

Yaeshaceralgo

Esos cuatro amigos son Jesús Revuelta, Dani Requena, Cecilia Martínez y Trini Rodríguez. «Teníamos muy claro que queríamos convertir esto en algo cool», explica Jesús Revuelta haciendo de portavoz. «Que la sostenibilidad se vuelva algo aspiracional, deseable, chulo y compartible». Así que el primer objetivo era huir como de la peste del cliché ecologista tan asociado a los tonos pastel. Por eso optaron por un diseño mucho más potente, con colores llamativos y brillantes y motivos geométricos.

Yaeshaceralgo

«Queríamos que tuviese una personalidad muy clara. Que lo encuentres en el feed y digas “a ver, qué dicen hoy”», puntualiza Revuelta. Y atraer la atención de quienes se plantean empezar a hacer algo por la sostenibilidad, pero no saben muy bien qué. La sencillez en el diseño también es una de sus máximas, porque es a través de esa simplicidad, a la que acompaña el estilo del lettering, la que les ayuda a sistematizar sus publicaciones y a dar una coherencia a la estructura de sus posts.

«Habrá varias temáticas, y en cada una de las temáticas su diseño tiene el predominio de un símbolo concreto». Al principio buscaron emojis, pero al final se decantaron por los símbolos. Un ojo para Inspiración; cuadrados amarillos y verdes para Reutilización; unos triángulos que recuerdan un rayo para energía…  «Pero tampoco pretendemos que la gente los interprete todos, sino simplemente que tenga una consistencia y que sea algo que te invite a parar y a leer la información de abajo», comenta Jesús Revuelta. «Al final es eso lo que te va a ser útil, lo que te va a motivar a compartir en stories ese comportamiento que nos gustaría fomentar».

El eje de todo el proyecto es buscar el contagio social. «Hemos leído mucho este verano acerca de que este tipo de cambios requieren que te sientas acompañado. Si lo haces solo y ves que alguien lo hace mal, te desanimas. Sin embargo, cuando estás en grupo, cuando formas parte de algo más grande que tú, está demostrado que funciona mucho mejor, que te acabas contagiando».

Y nada mejor que un enfoque positivo para terminar de atraer a la causa tanto a los indecisos como a los ecologistas convencidos. «Sí, eso es. Lo que cuesta es empezar, arrancar en positivo y que te animen. Lo fácil es caer en que te den una colleja porque no lo haces bien», responde Revuelta. «Hay que ser positivo, “vamos, ánimo, un poquito. Que ya verás como el siguiente paso que des es más fácil”, y así sucesivamente. Porque las cosas que podemos hacer son interminables».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los monstruos con culo de Joshua Ben Longo
Para los diseñadores UX, tú eres lo más importante
Cocinando con Mario, de compras con Sonic
Portfolio Night 8 | Escuchemos la voz de los supertacañones
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad