fbpx
2 de abril 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

50

2 de abril 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hace cuatro años y medio nos dijeron que éramos idiotas por meternos a hacer una revista en papel en los tiempos que corrían. Ahora, con la situación económica y social mucho más convulsa que entonces, no nos queda más que otorgar la razón a quien decía eso. Somos idiotas. Pero por no haber comenzado antes. Con 50 números a las espaldas ya podemos decir que nuestras madres saben pronunciar el nombre de la revista y que podemos escribir palabrotas en los textos sin preocuparnos por el ‘qué dirán’. Así nos ha salido este número de abril, un ejemplar con doble ración de amor, pero con el bajo contenido en azúcar de siempre.
En Bolivia hay una ciudad llamada El Alto que hace honor a su nombre porque está ubicada a 4.070 metros sobre el nivel del mar. Allí nació la arquitectura transformer, también conocida como arquitectura chola. Se trata de un estilo que une lo ostentoso de un palacio medieval, las formas de las construcciones chinas, los símbolos de las culturas andinas y todos los colores del arcoíris.
y_abril_2014_01
 
Hay un lugar remoto en las profundidades de la mente donde ocurren episodios desconocidos. A veces duermen y quedan ahí para siempre. A veces escapan y se transforman en dibujos, letras o acordes. Tienen sus propias normas y sus propios ritmos. Y escapan al dominio de Dios aunque él quisiera ser amo y señor de todo, y ese fuera su oficio. De ahí salen algunas de las imágenes que dibuja Eduardo Bertone.
y_abril_2014_08
 
Es probable que la placa de circuito impreso de tu móvil, ordenador o tablet contenga columbita-tantalita. Tal vez ignores que a este mineral se le conoce comúnmente como coltán y que el 80% de las reservas mundiales se encuentran en la República Democrática del Congo. Y probablemente también desconozcas que su explotación está directamente relacionada con los más de 5,4 millones de personas que se calculan han muerto desde que en 1996 estalló la guerra civil en aquel país. O de los más de dos millones de desplazados. O de las 106 mujeres que, según la ONU, son violadas a la semana allí… Tecnología de sangre para el primer mundo.
y_abril_2014_02
 
Dos jóvenes ingleses cultivan verduras en un refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial en Londres. Para 2015 producirán más de un millón y medio de kilos de rábanos, rúcula y espinacas. Ya han vendido toda la producción.
y_abril_2014_03
 
Como en nuestro número 50 sentimos más amor que nunca, hemos decidido dedicarle unas páginas. Hemos tratado de evitar el amor de peli de Meg Ryan, porque a nosotros nos gusta el azúcar pero sin refinar, a ser posible. Hemos surcado algunos oscuros rincones del cariño e incluso hemos repasado lo que dice la rumba acerca de las relaciones humanas. Nos ha quedado algo así.
y_abril_2014_04
y_abril_2014_05
y_abril_2014_06
y_abril_2014_07
 
La numerografía de este mes es cosa de Bnomio. Se inspira en los tatuajes old school y os explicamos el desarrollo de esta serie, con mucho más detalle, en este post.
y_abril_2014_10
 
Ouka Lele ha creado la portada de este Yorokobu con lápiz de color y pastel duro. Dice que así dibuja como si tuviera un arcoíris en los dedos. Para Bárbara Allende, la fotógrafa, pintora y poetisa que eligió como pseudónimo el nombre de la constelación inventada por ‘El Hortelano’, la alegría es sinónimo de felicidad.
y_cover_abril_2014
Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes comprarlo aquí y te lo mandamos sin gastos de envío.

Hace cuatro años y medio nos dijeron que éramos idiotas por meternos a hacer una revista en papel en los tiempos que corrían. Ahora, con la situación económica y social mucho más convulsa que entonces, no nos queda más que otorgar la razón a quien decía eso. Somos idiotas. Pero por no haber comenzado antes. Con 50 números a las espaldas ya podemos decir que nuestras madres saben pronunciar el nombre de la revista y que podemos escribir palabrotas en los textos sin preocuparnos por el ‘qué dirán’. Así nos ha salido este número de abril, un ejemplar con doble ración de amor, pero con el bajo contenido en azúcar de siempre.
En Bolivia hay una ciudad llamada El Alto que hace honor a su nombre porque está ubicada a 4.070 metros sobre el nivel del mar. Allí nació la arquitectura transformer, también conocida como arquitectura chola. Se trata de un estilo que une lo ostentoso de un palacio medieval, las formas de las construcciones chinas, los símbolos de las culturas andinas y todos los colores del arcoíris.
y_abril_2014_01
 
Hay un lugar remoto en las profundidades de la mente donde ocurren episodios desconocidos. A veces duermen y quedan ahí para siempre. A veces escapan y se transforman en dibujos, letras o acordes. Tienen sus propias normas y sus propios ritmos. Y escapan al dominio de Dios aunque él quisiera ser amo y señor de todo, y ese fuera su oficio. De ahí salen algunas de las imágenes que dibuja Eduardo Bertone.
y_abril_2014_08
 
Es probable que la placa de circuito impreso de tu móvil, ordenador o tablet contenga columbita-tantalita. Tal vez ignores que a este mineral se le conoce comúnmente como coltán y que el 80% de las reservas mundiales se encuentran en la República Democrática del Congo. Y probablemente también desconozcas que su explotación está directamente relacionada con los más de 5,4 millones de personas que se calculan han muerto desde que en 1996 estalló la guerra civil en aquel país. O de los más de dos millones de desplazados. O de las 106 mujeres que, según la ONU, son violadas a la semana allí… Tecnología de sangre para el primer mundo.
y_abril_2014_02
 
Dos jóvenes ingleses cultivan verduras en un refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial en Londres. Para 2015 producirán más de un millón y medio de kilos de rábanos, rúcula y espinacas. Ya han vendido toda la producción.
y_abril_2014_03
 
Como en nuestro número 50 sentimos más amor que nunca, hemos decidido dedicarle unas páginas. Hemos tratado de evitar el amor de peli de Meg Ryan, porque a nosotros nos gusta el azúcar pero sin refinar, a ser posible. Hemos surcado algunos oscuros rincones del cariño e incluso hemos repasado lo que dice la rumba acerca de las relaciones humanas. Nos ha quedado algo así.
y_abril_2014_04
y_abril_2014_05
y_abril_2014_06
y_abril_2014_07
 
La numerografía de este mes es cosa de Bnomio. Se inspira en los tatuajes old school y os explicamos el desarrollo de esta serie, con mucho más detalle, en este post.
y_abril_2014_10
 
Ouka Lele ha creado la portada de este Yorokobu con lápiz de color y pastel duro. Dice que así dibuja como si tuviera un arcoíris en los dedos. Para Bárbara Allende, la fotógrafa, pintora y poetisa que eligió como pseudónimo el nombre de la constelación inventada por ‘El Hortelano’, la alegría es sinónimo de felicidad.
y_cover_abril_2014
Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes comprarlo aquí y te lo mandamos sin gastos de envío.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El grafitero que pinta la memoria histórica ahí donde está
Juanmaricón y la reivindicación mamarracha
Yorokobu explora el trabajo móvil
Slowdown Studio: el arte que te seca en verano y te arropa en invierno
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • Bravo bravo y bravo. Olé olé y olé. Sólo añadiré 50 palabras: Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, Plas, y Plas,

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *