Publicado: 07 de noviembre 2023 10:47  | Actualizado: 30 de noviembre 2023 11:16    /   BUSINESS
por
Ilustración  Konsu Llorente

Yorokobu by Seven: Una princesa rosa y canaria dentro de un cóctel

Publicado: 07 de noviembre 2023 10:47  | Actualizado: 30 de noviembre 2023 11:16    /   BUSINESS     por        Ilustración  Konsu Llorente
Compártelo twitter facebook whatsapp

Si el daiquiri es conocido con el sobrenombre de princesa verde por la tonalidad que la lima imprime a su composición, nuestro cóctel debería llamarse princesa rosa.  El que hace esa afirmación es Óscar Guerra, bartender del restaurante Abora, ubicado en el Hotel Seven de Maspalomas. Y es que, según Guerra, ambos combinados guardan cierto paralelismo: «Se trata de dos cócteles cuyos ingredientes le dan un sabor dulce y ácido al mismo tiempo, lo que los convierte en una bebida suave y equilibrada».

El primero procede de Cuba, mientras que este cóctel Yorokobu ha sido creado en las islas Canarias. No en vano, ambas localidades guardan ciertas similitudes. Las dos comparten una historia colonial parecida; las dos tienen climas cálidos y agradables debido a su ubicación geográfica en regiones subtropicales; las dos cuentan con una cultura rica y diversa y las dos son destinos turísticos populares. Por eso Óscar Guerra quiso darle un punto diferencial e introdujo en la receta dos productos típicamente canarios: el tuno indio y el ron miel.

Curiosamente, tanto la caña de azúcar, de la que se extraer el ron miel, como el tuno indio (Opuntia ficus-indica) tienen sus orígenes en América, de donde llegaron en el siglo XV.

La utilización del ron miel en coctelería no es nueva. Prácticamente, todos los cócteles clásicos de ron han sido versionados con este espirituoso canario que mezcla el ron con miel de abeja. Según la marca y variedad, su graduación alcohólica va del 20 al 30 % y su color va del oro viejo al caoba intenso.

El tuno indio tiene numerosas propiedades nutricionales. Está considerado un superalimento bajo en calorías y se puede comer crudo, hervido, en jugos, mermeladas y todo tipo de recetas. También se puede encontrar en bebidas que aprovechan sus propiedades antioxidantes, diuréticas y digestivas. Por ejemplo, en forma de licor para aperitivo, postre o coctelería—, en infusión y en cervezas artesanas canarias.

El chef canario Alexis Álvarez, con estrella Michelin, ya se atrevió a cambiar el zumo de tomate por otro de tuno indio en su popular Bloody Mary. Ahora han sido los chicos del Seven los valientes que siguen innovando con nuevas formas de utilizar el producto de la tierra.

Abora – Seven

Desde Abora no se ve el mar, como uno imagina cuando piensa en un restaurante de una isla. Sin embargo, tiene una de las vistas más bonitas de las montañas de las Canarias. Y en concreto, las del Roque Nublo, una de las peñas más grandes del mundo, que se eleva 80 metros sobre su base y 1.813 sobre el nivel del mar.

Ubicado en medio de un oasis la piscina y jardines del Seven Hotel & Wellness, cenar en este restaurante es como un ejercicio de relajación: ambiente tranquilo, cocina de mercado con productos locales y de temporada y platos internacionales, y una amplia carta de vinos del mundo, en la que destacan los nuevos caldos canarios.

Yorokobu by Seven: Una princesa rosa y canaria

¿Te animas a prepararlo?

1 Tuno indio 

50 ml de ron miel canario

20 ml de Aperol  

30 ml de zumo de limón  

30 ml de azúcar líquido

Pelar el tuno indio, picar y añadir a la coctelera junto al zumo de limón y el azúcar líquido. Triturar con el muddler. Dejar macerar un rato y añadir el Aperol y el ron miel. Llenar la coctelera de hielo y agitar durante 15 segundos. Con el strainer y el colador fino, se realiza un doble filtrado y se vierte en una copa de martini previamente enfriada. Decorar con un gajo de lima y un zest de limón para conseguir más contraste con el color rosa intenso del combinado.

Y si te apetece que te lo hagan sus creadores, ven a tomarlo al Abora, restaurante del Seven Hotel, en el número 2 de la calle Touroperador Matkatala, en Maspalomas.

 

Si el daiquiri es conocido con el sobrenombre de princesa verde por la tonalidad que la lima imprime a su composición, nuestro cóctel debería llamarse princesa rosa.  El que hace esa afirmación es Óscar Guerra, bartender del restaurante Abora, ubicado en el Hotel Seven de Maspalomas. Y es que, según Guerra, ambos combinados guardan cierto paralelismo: «Se trata de dos cócteles cuyos ingredientes le dan un sabor dulce y ácido al mismo tiempo, lo que los convierte en una bebida suave y equilibrada».

El primero procede de Cuba, mientras que este cóctel Yorokobu ha sido creado en las islas Canarias. No en vano, ambas localidades guardan ciertas similitudes. Las dos comparten una historia colonial parecida; las dos tienen climas cálidos y agradables debido a su ubicación geográfica en regiones subtropicales; las dos cuentan con una cultura rica y diversa y las dos son destinos turísticos populares. Por eso Óscar Guerra quiso darle un punto diferencial e introdujo en la receta dos productos típicamente canarios: el tuno indio y el ron miel.

Curiosamente, tanto la caña de azúcar, de la que se extraer el ron miel, como el tuno indio (Opuntia ficus-indica) tienen sus orígenes en América, de donde llegaron en el siglo XV.

La utilización del ron miel en coctelería no es nueva. Prácticamente, todos los cócteles clásicos de ron han sido versionados con este espirituoso canario que mezcla el ron con miel de abeja. Según la marca y variedad, su graduación alcohólica va del 20 al 30 % y su color va del oro viejo al caoba intenso.

El tuno indio tiene numerosas propiedades nutricionales. Está considerado un superalimento bajo en calorías y se puede comer crudo, hervido, en jugos, mermeladas y todo tipo de recetas. También se puede encontrar en bebidas que aprovechan sus propiedades antioxidantes, diuréticas y digestivas. Por ejemplo, en forma de licor para aperitivo, postre o coctelería—, en infusión y en cervezas artesanas canarias.

El chef canario Alexis Álvarez, con estrella Michelin, ya se atrevió a cambiar el zumo de tomate por otro de tuno indio en su popular Bloody Mary. Ahora han sido los chicos del Seven los valientes que siguen innovando con nuevas formas de utilizar el producto de la tierra.

Abora – Seven

Desde Abora no se ve el mar, como uno imagina cuando piensa en un restaurante de una isla. Sin embargo, tiene una de las vistas más bonitas de las montañas de las Canarias. Y en concreto, las del Roque Nublo, una de las peñas más grandes del mundo, que se eleva 80 metros sobre su base y 1.813 sobre el nivel del mar.

Ubicado en medio de un oasis la piscina y jardines del Seven Hotel & Wellness, cenar en este restaurante es como un ejercicio de relajación: ambiente tranquilo, cocina de mercado con productos locales y de temporada y platos internacionales, y una amplia carta de vinos del mundo, en la que destacan los nuevos caldos canarios.

Yorokobu by Seven: Una princesa rosa y canaria

¿Te animas a prepararlo?

1 Tuno indio 

50 ml de ron miel canario

20 ml de Aperol  

30 ml de zumo de limón  

30 ml de azúcar líquido

Pelar el tuno indio, picar y añadir a la coctelera junto al zumo de limón y el azúcar líquido. Triturar con el muddler. Dejar macerar un rato y añadir el Aperol y el ron miel. Llenar la coctelera de hielo y agitar durante 15 segundos. Con el strainer y el colador fino, se realiza un doble filtrado y se vierte en una copa de martini previamente enfriada. Decorar con un gajo de lima y un zest de limón para conseguir más contraste con el color rosa intenso del combinado.

Y si te apetece que te lo hagan sus creadores, ven a tomarlo al Abora, restaurante del Seven Hotel, en el número 2 de la calle Touroperador Matkatala, en Maspalomas.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Desaprender: la mejor forma de no ser un analfabeto
Universidad en crisis: radiografía de los males de la educación superior española
Morror, el espejo que te enseña a maquillarte
Put A Egg On It!, historias sobre la vida y la comida
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp