3 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Un Yorokobu para coser y cantar (esto último es opcional)

3 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si sois habituales de estos andurriales, ya sabréis que os toca a vosotros hacer el trabajo duro. A nosotros nos toca cumplir años, que ya sabéis lo fastidiado que es por el asunto de las arrugas y el mal carácter, pero la mandanga de hacer la portada de Yorokobu es, este mes, responsabilidad vuestra. Además de desvelaros ese tema, os contamos brevemente qué otros contenidos os llevamos a casa en el número 46 de la revista de papel.

El ritual de ir a la oficina tiene, conforme avanzan los tiempos, menos sentido. Cada vez más empresas optan por un modelo que se está probando como efectivo y más compatible con la vida personal de los empleados. WordPress factura 45 millones de euros con casi todos sus empleados desperdigados por el mundo.

y_dic013_07

 

Mucho jijijí jajajá y todo lo que vosotros queráis, pero todos tenemos vergüenza (o casi todos). Os traemos un repaso histórico al honor, la prudencia, el ridículo y las mejillas inyectadas en sangre a causa del escarnio.

y_dic013_05

 

Si tu sentido favorito es el tacto estás de enhorabuena. Los amantes de la música tienen un objeto que añadir a su catálogo de filias táctiles. Resurge el casete, sí, el de toda la vida, como objeto de culto que perpetúa el ritual de seleccionar y reproducir sonidos. Grupos de diferente pelaje, casi siempre de corte underground e incluso algunas marcas apuestan por el formato rebobinable con un boli Bic.

y_dic013_02

 

Es la guerra. O, al menos, lo fue. Y perdimos. Los peatones tuvimos que dejar el espacio más importante de las calles a los coches, seres invasores y contaminantes que tienen sus ventajas pero que hicieron los entornos urbanos algo menos vivibles. He aqui una reflexión acerca de lo que supone poner un piececito delante del otro. ¡Son todo ventajas, señora!

y_dic013_04

 

Termina el año y es hora de mirar, solo por un instante, hacia atrás. No somos nostálgicos (o queremos creer que no lo somos), pero deseamos grabar para siempre nuestro recorrido anual a través de las portadas de la revista de papel. Este año, Elisava hace posible esta compilación. Miradita rápida y ¡tiramos p’alante!

y_dic013_03

 

Pablo Gámez y Martha Gómez. Vieron nuestro motto, Take a Walk on the Slow Side, y se lo pasaron por el forro. BIEN HECHO. La numerografía de Gámez y Gómez huele a velocidad y asfalto. Se han inspirado en la Fórmula 1 para crear unas cifras que invitan a ir a toda leche.

y_dic013_08

 

Y terminamos, como de costumbre, por el inicio. Conocemos a peSeta desde hace algunos años. Y le ponen un cariño tan delicado y chiquitito a las cosas que hacen que pensamos que tratarían así a la propuesta de la portada de nuestro cuarto aniversario. Nuestros suscriptores podrán crear la cover de Yorokobu con retales, aguja e hilo. Los que nos seáis suscriptores (¿a qué esperáis?) podéis ver cómo montaron ellos esos trozos de tela.

y_dic013_cover

Si sois habituales de estos andurriales, ya sabréis que os toca a vosotros hacer el trabajo duro. A nosotros nos toca cumplir años, que ya sabéis lo fastidiado que es por el asunto de las arrugas y el mal carácter, pero la mandanga de hacer la portada de Yorokobu es, este mes, responsabilidad vuestra. Además de desvelaros ese tema, os contamos brevemente qué otros contenidos os llevamos a casa en el número 46 de la revista de papel.

El ritual de ir a la oficina tiene, conforme avanzan los tiempos, menos sentido. Cada vez más empresas optan por un modelo que se está probando como efectivo y más compatible con la vida personal de los empleados. WordPress factura 45 millones de euros con casi todos sus empleados desperdigados por el mundo.

y_dic013_07

 

Mucho jijijí jajajá y todo lo que vosotros queráis, pero todos tenemos vergüenza (o casi todos). Os traemos un repaso histórico al honor, la prudencia, el ridículo y las mejillas inyectadas en sangre a causa del escarnio.

y_dic013_05

 

Si tu sentido favorito es el tacto estás de enhorabuena. Los amantes de la música tienen un objeto que añadir a su catálogo de filias táctiles. Resurge el casete, sí, el de toda la vida, como objeto de culto que perpetúa el ritual de seleccionar y reproducir sonidos. Grupos de diferente pelaje, casi siempre de corte underground e incluso algunas marcas apuestan por el formato rebobinable con un boli Bic.

y_dic013_02

 

Es la guerra. O, al menos, lo fue. Y perdimos. Los peatones tuvimos que dejar el espacio más importante de las calles a los coches, seres invasores y contaminantes que tienen sus ventajas pero que hicieron los entornos urbanos algo menos vivibles. He aqui una reflexión acerca de lo que supone poner un piececito delante del otro. ¡Son todo ventajas, señora!

y_dic013_04

 

Termina el año y es hora de mirar, solo por un instante, hacia atrás. No somos nostálgicos (o queremos creer que no lo somos), pero deseamos grabar para siempre nuestro recorrido anual a través de las portadas de la revista de papel. Este año, Elisava hace posible esta compilación. Miradita rápida y ¡tiramos p’alante!

y_dic013_03

 

Pablo Gámez y Martha Gómez. Vieron nuestro motto, Take a Walk on the Slow Side, y se lo pasaron por el forro. BIEN HECHO. La numerografía de Gámez y Gómez huele a velocidad y asfalto. Se han inspirado en la Fórmula 1 para crear unas cifras que invitan a ir a toda leche.

y_dic013_08

 

Y terminamos, como de costumbre, por el inicio. Conocemos a peSeta desde hace algunos años. Y le ponen un cariño tan delicado y chiquitito a las cosas que hacen que pensamos que tratarían así a la propuesta de la portada de nuestro cuarto aniversario. Nuestros suscriptores podrán crear la cover de Yorokobu con retales, aguja e hilo. Los que nos seáis suscriptores (¿a qué esperáis?) podéis ver cómo montaron ellos esos trozos de tela.

y_dic013_cover

Compártelo twitter facebook whatsapp
Hazlo Tú. La portada y la contraportada de Yorokobu las diseñas tú
Autoría vs Inspiración
La «Super Pop» del papa Francisco
La vida de un estudio de diseño contada en 42 pictogramas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad