fbpx
8 de febrero 2017    /   CREATIVIDAD
por
 

No es Vistalegre, pero este Yorokobu en papel sí alegra la vista

8 de febrero 2017    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El reto de este mes era difícil y no sabemos si lo hemos conseguido. Acaba de salir a la calle nuestro número de febrero en papel e ignoramos si es el mejor número posible. El número que está montando Podemos en la previa de Vistalegre 2 parece insuperable, así que si la actualidad les deja un ratito, estos son los contenidos que hemos elaborado para evadirse un poco de esa ensalada con frutos secos que es la vida: nutritiva sí, pero como se te atragante o tengas una reacción alérgica, la has cagado.

Si te gusta, ya sabes que te la puedes llevar a casa sin pagar gastos de envío desde aquí mismo.

Al grano.

Londres, Madrid, Nueva York, Ámsterdam, Bruselas… Ciudades, una tras otra, capturadas por la cámara de José Luís Tejedor que se transforman en escenarios de instantes de miles de personas, de historias breves o experiencias intensas que ocurren en un mismo lugar. «Deambulamos por nuestro entorno sin reparar en con qué o quién nos cruzamos en nuestro camino, sin darnos cuenta de que también nuestro tránsito imprime identidad a esos lugares», comenta Tejedor.

y_febrero2017_01

El odio a la gordura vive tan injertado en la sociedad que es imperceptible. Por eso, aún se producen situaciones tan lamentables como la que ocurrió en las Jornadas de Investigadoras Feministas de la Complutense. Alguien habló de gordofobia y hubo en el público quien rió y se lo tomó a cachondeo. No era un entorno hostil a la lucha contra las discriminaciones, todo lo contrario; la risa sonó entre el público. «La gordura produce risa y eso es terrible», lamenta Lara Gil, que vivió el momento de primera mano.

y_febrero2017_02

Roberta Marrero dibuja su vida para contar que el mundo no es binario. Hay más formas de ser que las que se conocen por hombre y mujer.

y_febrero2017_03

Jesús y Carles Bel pensaron que había demasiadas piezas exquisitas en el desguace y en sótanos polvorientos que debían volver a las calles. Empaquetaron sus ideas en la teoría de las tres erres: «reutilizar, reducir, reciclar» y empezaron a hablar de suprarreciclaje y reciclaje creativo para crear muebles que recuperan aquella cultura sedienta de libertad.

y_febrero2017_04

Las cinco vidas que Carlos Mayoral repasa en Etílico (Libros.com, 2016) se fueron al garete anegadas en profundos vasos. Eso sirvió para que, al menos, disfrutásemos de grandes obras.

y_febrero2017_05

En Twitter, por ejemplo, la conversación arranca con una afirmación sin desprecios ni insultos —a veces hasta inteligente y original— y se ve sucedida por una lluvia de acusaciones, humillaciones, gritos mayusculares y peticiones de censura.

y_febrero2017_06

La brasileña Andressa Meissner es la ganadora del concurso Hazlo tú que cada año convocan Yorokobu y VW para diseñar la portada y contraportada de la revista de febrero. Su trabajo, inspirado en la nostalgia de los pósterrs antiguos, en las road movies y en los colores de su tierra, le han valido el aplauso general de crítica y público. Y 2.000 euros de premio, que siempre vienen bien.

y_cover_febrero2017

El reto de este mes era difícil y no sabemos si lo hemos conseguido. Acaba de salir a la calle nuestro número de febrero en papel e ignoramos si es el mejor número posible. El número que está montando Podemos en la previa de Vistalegre 2 parece insuperable, así que si la actualidad les deja un ratito, estos son los contenidos que hemos elaborado para evadirse un poco de esa ensalada con frutos secos que es la vida: nutritiva sí, pero como se te atragante o tengas una reacción alérgica, la has cagado.

Si te gusta, ya sabes que te la puedes llevar a casa sin pagar gastos de envío desde aquí mismo.

Al grano.

Londres, Madrid, Nueva York, Ámsterdam, Bruselas… Ciudades, una tras otra, capturadas por la cámara de José Luís Tejedor que se transforman en escenarios de instantes de miles de personas, de historias breves o experiencias intensas que ocurren en un mismo lugar. «Deambulamos por nuestro entorno sin reparar en con qué o quién nos cruzamos en nuestro camino, sin darnos cuenta de que también nuestro tránsito imprime identidad a esos lugares», comenta Tejedor.

y_febrero2017_01

El odio a la gordura vive tan injertado en la sociedad que es imperceptible. Por eso, aún se producen situaciones tan lamentables como la que ocurrió en las Jornadas de Investigadoras Feministas de la Complutense. Alguien habló de gordofobia y hubo en el público quien rió y se lo tomó a cachondeo. No era un entorno hostil a la lucha contra las discriminaciones, todo lo contrario; la risa sonó entre el público. «La gordura produce risa y eso es terrible», lamenta Lara Gil, que vivió el momento de primera mano.

y_febrero2017_02

Roberta Marrero dibuja su vida para contar que el mundo no es binario. Hay más formas de ser que las que se conocen por hombre y mujer.

y_febrero2017_03

Jesús y Carles Bel pensaron que había demasiadas piezas exquisitas en el desguace y en sótanos polvorientos que debían volver a las calles. Empaquetaron sus ideas en la teoría de las tres erres: «reutilizar, reducir, reciclar» y empezaron a hablar de suprarreciclaje y reciclaje creativo para crear muebles que recuperan aquella cultura sedienta de libertad.

y_febrero2017_04

Las cinco vidas que Carlos Mayoral repasa en Etílico (Libros.com, 2016) se fueron al garete anegadas en profundos vasos. Eso sirvió para que, al menos, disfrutásemos de grandes obras.

y_febrero2017_05

En Twitter, por ejemplo, la conversación arranca con una afirmación sin desprecios ni insultos —a veces hasta inteligente y original— y se ve sucedida por una lluvia de acusaciones, humillaciones, gritos mayusculares y peticiones de censura.

y_febrero2017_06

La brasileña Andressa Meissner es la ganadora del concurso Hazlo tú que cada año convocan Yorokobu y VW para diseñar la portada y contraportada de la revista de febrero. Su trabajo, inspirado en la nostalgia de los pósterrs antiguos, en las road movies y en los colores de su tierra, le han valido el aplauso general de crítica y público. Y 2.000 euros de premio, que siempre vienen bien.

y_cover_febrero2017

Compártelo twitter facebook whatsapp
Te enseño a hacer una bici si la donas a África
La revista Yorokobu en el zoo
SamyRoad, el escaparate de los trend setters
Los estetas de los mapas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *