8 de abril 2022    /   CREATIVIDAD
por
 

Yo he venido aquí a hablar de mi hábitat

8 de abril 2022    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

La ciudad es el hábitat humano por antonomasia. La mayoría vivimos en una, pero existen otros muchos lugares vivibles. Los rurales, por ejemplo, reclaman su derecho a seguir (o volver) a ser habitables.

Y aunque no acabamos de ponernos de acuerdo en cómo organizarnos en nuestro propio planeta, ya estamos pensando en poblar otros rincones del espacio. La Luna es nuestro siguiente objetivo.

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Mientras eso llega, nos centramos en nuestro hábitat más cercano: nuestro hogar. En él, en ocasiones, vivimos con otros congéneres, pero también con miembros de otras especies, creando verdaderos ecosistemas caseros.

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Al final, de lo que se trata es de vivir. Como decía Ángel González en su poema El conformista:

«Cuando era joven quería vivir en una ciudad grande.
Cuando perdí la juventud quería vivir en una ciudad pequeña.
Ahora quiero vivir».

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Pues eso: ¡a vivir!

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

La ciudad es el hábitat humano por antonomasia. La mayoría vivimos en una, pero existen otros muchos lugares vivibles. Los rurales, por ejemplo, reclaman su derecho a seguir (o volver) a ser habitables.

Y aunque no acabamos de ponernos de acuerdo en cómo organizarnos en nuestro propio planeta, ya estamos pensando en poblar otros rincones del espacio. La Luna es nuestro siguiente objetivo.

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Mientras eso llega, nos centramos en nuestro hábitat más cercano: nuestro hogar. En él, en ocasiones, vivimos con otros congéneres, pero también con miembros de otras especies, creando verdaderos ecosistemas caseros.

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Al final, de lo que se trata es de vivir. Como decía Ángel González en su poema El conformista:

«Cuando era joven quería vivir en una ciudad grande.
Cuando perdí la juventud quería vivir en una ciudad pequeña.
Ahora quiero vivir».

Yorokobu hábitats

Yorokobu hábitats

Pues eso: ¡a vivir!

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un hotel en ruinas convertido en obra de arte
El fútbol es amor, por Puma
Setas que sí y setas que no
Luigi Brusciano propone estos números para el mundo tecnificado
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad