fbpx
2 de marzo 2012    /   BUSINESS
por
 

Zealous, una startup por amor al arte

2 de marzo 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Guy Armitage

Zealous es una enciclopedia visual y sonora de arte en la red, un completísimo museo online, un lugar de inspiración, un lugar donde perderse y donde encontrarse con el arte y la creatividad, que ha creado Guy Armitage entre el terremoto de Japón y las revueltas egipcias. Esta es la historia.

Zealous.co es una plataforma online donde artistas y creativos de todo el mundo pueden alojar de forma gratuita una pequeña muestra de sus trabajos con el objetivo de promoverlos y compartirlos. Esta web permite mostrar las creaciones a otros colegas de profesión a críticos, a contratantes o a cualquier curioso que se asome a la web.

Para formar parte de esta comunidad de artistas sólo hay que enviarle un email y una muestra de tu trabajo. Si les mola, te darán un código de acceso personal para que puedas alojar de manera gratuita algunas de tus fotos, tus cuadros, tu música o tus videos. Estas son los cuatro formatos aceptados por ahora.

La plataforma aspira a atraer un millón de visitas mensuales y albergar el trabajo de más de treinta mil artistas para final de 2012. Esta planeado comenzar en breve a dar voz a los visitantes, artistas o no, expertos o no, quienes serán los que decidan qué es bueno y qué no lo es, qué es relevante y qué no en el mundo del arte. “Los verdaderos protagonistas son los artistas y su obra como muestra el hecho de que el color elegido para la web sea el negro y que el nombre de la marca aparezca muy discretamente en un segundo plano”, explica el fundador.

Esta startup fue concebida por Guy Armitage, suizo diplomado en Inteligencia Artificial por la London City University y licenciado en Teatro por la Academia Real de Arte de Londres, en El Cairo durante los años pre-revolución y gestada entre un tembloroso Japón radiactivo y un Londres agitado por la crisis económica y social y los graves disturbios del pasado año.

A Guy, apasionado de la fotografía y el cine, le salió la vena emprendedora durante un periodo de reflexión de tres meses. El tiempo que pasó prácticamente inmovilizado en un hospital por una fractura en el cuello que sufrió practicando esquí acuático en Tailandia tras abandonar su trabajo en la bolsa de Londres.

De allí salió su primer proyecto. Una empresa de desarrollo de software que emprendió en la capital egipcia con el que era su mejor amigo y de quien se separó 2 años después por diferencias en el modelo de gestión. Mientras negociaba su salida de la empresa y del país, fue pensando y dándole forma a su nuevo y artístico proyecto.

Tras el desengaño empresarial puso rumbo a Tokio junto a su novia nipona donde pretendía terminar la estructura de la web. Sin embargo la estancia en Japón duró poco. Un día mientras estaba en una cafetería trabajando en el código de Zealous.co, el suelo comenzó a moverse un poco, luego un poco más y luego mucho más. El Terremoto de Japón y el consecuente escape nuclear cogieron de nuevo a Guy en el epicentro de la acción.

“Quisimos quedarnos pero cuando vimos un equipo de expertos midiendo los niveles de radiación en el centro de Tokio, decidimos dejar de tentar a la suerte. Aun recuerdo ver por la ventana trasera del taxi que nos llevó al aeropuerto a mi suegro inclinándose en la distancia una y otra vez”, cuenta Guy con un cómico dramatismo.

Ya de vuelta a Londres, Guy ultimó los detalles de la web, la llenó de contenidos y le dió vida, para bien del arte, el pasado mes de noviembre.
Por cierto, la palabra Zealous viene del griego antiguo zēlos y significa fervor, pasión, entusiasmo. De esta manera ferviente, entusiasta y apasionada ha nacido y está siendo dirigida esta startup con artística visión global y social que nació por amor al arte.

Smoke Up, de Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Japan, de Guy Armitage

Guy Armitage

Guy Armitage

Portfolio de Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Guy Armitage

Zealous es una enciclopedia visual y sonora de arte en la red, un completísimo museo online, un lugar de inspiración, un lugar donde perderse y donde encontrarse con el arte y la creatividad, que ha creado Guy Armitage entre el terremoto de Japón y las revueltas egipcias. Esta es la historia.

Zealous.co es una plataforma online donde artistas y creativos de todo el mundo pueden alojar de forma gratuita una pequeña muestra de sus trabajos con el objetivo de promoverlos y compartirlos. Esta web permite mostrar las creaciones a otros colegas de profesión a críticos, a contratantes o a cualquier curioso que se asome a la web.

Para formar parte de esta comunidad de artistas sólo hay que enviarle un email y una muestra de tu trabajo. Si les mola, te darán un código de acceso personal para que puedas alojar de manera gratuita algunas de tus fotos, tus cuadros, tu música o tus videos. Estas son los cuatro formatos aceptados por ahora.

La plataforma aspira a atraer un millón de visitas mensuales y albergar el trabajo de más de treinta mil artistas para final de 2012. Esta planeado comenzar en breve a dar voz a los visitantes, artistas o no, expertos o no, quienes serán los que decidan qué es bueno y qué no lo es, qué es relevante y qué no en el mundo del arte. “Los verdaderos protagonistas son los artistas y su obra como muestra el hecho de que el color elegido para la web sea el negro y que el nombre de la marca aparezca muy discretamente en un segundo plano”, explica el fundador.

Esta startup fue concebida por Guy Armitage, suizo diplomado en Inteligencia Artificial por la London City University y licenciado en Teatro por la Academia Real de Arte de Londres, en El Cairo durante los años pre-revolución y gestada entre un tembloroso Japón radiactivo y un Londres agitado por la crisis económica y social y los graves disturbios del pasado año.

A Guy, apasionado de la fotografía y el cine, le salió la vena emprendedora durante un periodo de reflexión de tres meses. El tiempo que pasó prácticamente inmovilizado en un hospital por una fractura en el cuello que sufrió practicando esquí acuático en Tailandia tras abandonar su trabajo en la bolsa de Londres.

De allí salió su primer proyecto. Una empresa de desarrollo de software que emprendió en la capital egipcia con el que era su mejor amigo y de quien se separó 2 años después por diferencias en el modelo de gestión. Mientras negociaba su salida de la empresa y del país, fue pensando y dándole forma a su nuevo y artístico proyecto.

Tras el desengaño empresarial puso rumbo a Tokio junto a su novia nipona donde pretendía terminar la estructura de la web. Sin embargo la estancia en Japón duró poco. Un día mientras estaba en una cafetería trabajando en el código de Zealous.co, el suelo comenzó a moverse un poco, luego un poco más y luego mucho más. El Terremoto de Japón y el consecuente escape nuclear cogieron de nuevo a Guy en el epicentro de la acción.

“Quisimos quedarnos pero cuando vimos un equipo de expertos midiendo los niveles de radiación en el centro de Tokio, decidimos dejar de tentar a la suerte. Aun recuerdo ver por la ventana trasera del taxi que nos llevó al aeropuerto a mi suegro inclinándose en la distancia una y otra vez”, cuenta Guy con un cómico dramatismo.

Ya de vuelta a Londres, Guy ultimó los detalles de la web, la llenó de contenidos y le dió vida, para bien del arte, el pasado mes de noviembre.
Por cierto, la palabra Zealous viene del griego antiguo zēlos y significa fervor, pasión, entusiasmo. De esta manera ferviente, entusiasta y apasionada ha nacido y está siendo dirigida esta startup con artística visión global y social que nació por amor al arte.

Smoke Up, de Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Val Anzaldo

Japan, de Guy Armitage

Guy Armitage

Guy Armitage

Portfolio de Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Jordan L. Rogers

Compártelo twitter facebook whatsapp
Ropa interior hecha con fibra de plátano
Raperos, jerseys de punto temáticos y criptocasas: la extraña cultura que rodea las criptomonedas
Dime qué te gusta y te diré a qué barrio de Tokio perteneces
¡Mi casa es un container!
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *