fbpx
16 de marzo 2015    /   BUSINESS
por
 

Arquitectura racionalista a golpe de tijera

16 de marzo 2015    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los tiempos en los que las construcciones humanas se perpetúan durante siglos pasaron hace mucho. Ahora, las ciudades y sus ciudadanos evolucionan mucho más rápidamente. Los edificios no nacen con fecha de caducidad exacta, pero un arquitecto sabe que ese diseño dejará de existir en el futuro, sea cuando sea.
Por suerte, los procesos para documentar todo lo que ocurre en el planeta, arquitectura y urbanismo incluidos, han mejorado lo suficientemente como para que el olvido no deliberado desaparezca de la historia humana. Lo que ocurre es que, a veces, hay personas que sienten que es más divertido documentar la historia a su manera y según sus propias reglas.
Así le ocurrió a David Navarro y a Martyna Sobecka, español y polaca, fundadores del estudio creativo Zupagrafika. Su historia como arquitectos de tijera y papel comienza en Poznan (Polonia) como «una necesidad personal». Más allá de su trabajo como diseñadores para clientes, montaron Zupamarket, una tienda online que ellos definen como «un patio de recreo en el que realizamos, entre otras cosas, recortables de la arquitectura y de los objetos del país que nos sorprenden a diario».
SONY DSC SONY DSC
Ahí es donde dan rienda suelta a su pasión por la arquitectura racionalista y donde comenzaron con una colección de cinco edificios de la ciudad en la que viven y trabajan, Poznan. «La arquitectura de los bloques polacos de elementos prefabricados siempre me han causado una profunda impresión. La repetición hipnótica de los distintos patrones, las texturas del hormigón, la composición de los distintos elementos que conforman los Osiedles -conjunto de bloques y su entorno-, la degradación de algunas partes por el paso del tiempo… Gráficamente es un espectáculo único que necesitaba recrear para llevarlo conmigo en los viajes de vuelta a Zaragoza», la ciudad de origen de Navarro.
La aventura siguió con ‘Eastern Block’, una colección de edificios de Varsovia. A esta altura de la película y con algún premio a sus espaladas, fueron llamados a participar en la London Design Week en 2014. En la capital británica fue donde se dieron verdadera cuenta de que su labor consistiría en rescatar arquitectura con fecha cercana de derribo.
SONY DSC
Decidieron hacer una ruta para visitar algunos edificios representativos de la arquitectura brutalista inglesa y se dieron cuenta de que muchos de ellos habían desaparecido o estaban en proceso de demolición. «Esto nos hizo pensar que deberíamos catalogarlos de alguna manera antes de que desaparecieran». El resultado de ese trabajo es ‘Brutal London’, el tercero de los paquetes de edificios de David y Martyna.
A pesar de que ya conocen muchos de los edificios que luego convierten en recortables, el proceso de documentación forma parte de su manera de disfrutar de las ciudades. «Nos perdemos en las periferias de la ciudad de forma deliberada. De alguna manera, nos gusta entender las ciudades desde las periferias hacia el centro urbano. Es como leer un periódico empezando desde la última página», dice el diseñador español.
SONY DSC SONY DSC
Tras la localización de los edificios se desata un ritual que comienza con la visita al edificio para observarlo, fotografiarlo y analizar sus detalles y texturas. De vuelta al estudio, se basan en todo ese material para dibujar los edificios. «El trabajo final de cada edificio puede tardar varias semanas en completarse y se compone de infinidad de capas. Finalmente, realizamos varias pruebas de montaje que nos sirven para dar con el tamaño y las proporciones que queremos. Cada recortable va acompañado de una descripción técnica del edificio, el nombre del arquitecto y año de construcción. En algún caso ha sido realmente complicado conseguir esta información», resalta Navarro.
La siguiente fase hace que el proceso sea siempre diferente y sorprendente. David y Martyna vuelven con el trabajo hecho al edificio real donde barnizan cada colección con una capa sociológica. «Pedimos a los vecinos su opinión, también les preguntamos si les gustaría hacerse una foto con él. Esta parte es especialmente emocionante, generalmente recibimos un feedback muy positivo y, en muchos casos, se genera un debate que enriquece el proyecto a nivel personal. Algunas de estas fotos forman parte del propio proyecto».
SONY DSC SONY DSC
Explican que las colecciones son susceptibles de ser ampliadas. Mientras que deciden por dónde continuar, el trabajo en Zupagrafika comprende otras parcelas como la tipografía, el diseño de impresión, el editorial, la cartelería, el branding, CAD o incluso la museografía. «Entre nuestros últimos trabajos está ‘Positive’, un proyecto realizado para el Ministerio de Cultura de Polonia para rescatar la memoria de las obras de arte desaparecidas durante la II Guerra Mundial»,  detalla el zaragozano. «Funciona como una Polaroid en la que puedes despegar el negativo para descubrir la imagen».
Así es la lucha contra el olvido, la carrera para perpetuar el racionalismo antes de que desaparezca. En Poznan, se seguirá librando con papel, tijeras y pegamento.
SONY DSC SONY DSC Brutal-London-pack2 - copia Brutal-London-pack1 - copia SONY DSC
 

Los tiempos en los que las construcciones humanas se perpetúan durante siglos pasaron hace mucho. Ahora, las ciudades y sus ciudadanos evolucionan mucho más rápidamente. Los edificios no nacen con fecha de caducidad exacta, pero un arquitecto sabe que ese diseño dejará de existir en el futuro, sea cuando sea.
Por suerte, los procesos para documentar todo lo que ocurre en el planeta, arquitectura y urbanismo incluidos, han mejorado lo suficientemente como para que el olvido no deliberado desaparezca de la historia humana. Lo que ocurre es que, a veces, hay personas que sienten que es más divertido documentar la historia a su manera y según sus propias reglas.
Así le ocurrió a David Navarro y a Martyna Sobecka, español y polaca, fundadores del estudio creativo Zupagrafika. Su historia como arquitectos de tijera y papel comienza en Poznan (Polonia) como «una necesidad personal». Más allá de su trabajo como diseñadores para clientes, montaron Zupamarket, una tienda online que ellos definen como «un patio de recreo en el que realizamos, entre otras cosas, recortables de la arquitectura y de los objetos del país que nos sorprenden a diario».
SONY DSC SONY DSC
Ahí es donde dan rienda suelta a su pasión por la arquitectura racionalista y donde comenzaron con una colección de cinco edificios de la ciudad en la que viven y trabajan, Poznan. «La arquitectura de los bloques polacos de elementos prefabricados siempre me han causado una profunda impresión. La repetición hipnótica de los distintos patrones, las texturas del hormigón, la composición de los distintos elementos que conforman los Osiedles -conjunto de bloques y su entorno-, la degradación de algunas partes por el paso del tiempo… Gráficamente es un espectáculo único que necesitaba recrear para llevarlo conmigo en los viajes de vuelta a Zaragoza», la ciudad de origen de Navarro.
La aventura siguió con ‘Eastern Block’, una colección de edificios de Varsovia. A esta altura de la película y con algún premio a sus espaladas, fueron llamados a participar en la London Design Week en 2014. En la capital británica fue donde se dieron verdadera cuenta de que su labor consistiría en rescatar arquitectura con fecha cercana de derribo.
SONY DSC
Decidieron hacer una ruta para visitar algunos edificios representativos de la arquitectura brutalista inglesa y se dieron cuenta de que muchos de ellos habían desaparecido o estaban en proceso de demolición. «Esto nos hizo pensar que deberíamos catalogarlos de alguna manera antes de que desaparecieran». El resultado de ese trabajo es ‘Brutal London’, el tercero de los paquetes de edificios de David y Martyna.
A pesar de que ya conocen muchos de los edificios que luego convierten en recortables, el proceso de documentación forma parte de su manera de disfrutar de las ciudades. «Nos perdemos en las periferias de la ciudad de forma deliberada. De alguna manera, nos gusta entender las ciudades desde las periferias hacia el centro urbano. Es como leer un periódico empezando desde la última página», dice el diseñador español.
SONY DSC SONY DSC
Tras la localización de los edificios se desata un ritual que comienza con la visita al edificio para observarlo, fotografiarlo y analizar sus detalles y texturas. De vuelta al estudio, se basan en todo ese material para dibujar los edificios. «El trabajo final de cada edificio puede tardar varias semanas en completarse y se compone de infinidad de capas. Finalmente, realizamos varias pruebas de montaje que nos sirven para dar con el tamaño y las proporciones que queremos. Cada recortable va acompañado de una descripción técnica del edificio, el nombre del arquitecto y año de construcción. En algún caso ha sido realmente complicado conseguir esta información», resalta Navarro.
La siguiente fase hace que el proceso sea siempre diferente y sorprendente. David y Martyna vuelven con el trabajo hecho al edificio real donde barnizan cada colección con una capa sociológica. «Pedimos a los vecinos su opinión, también les preguntamos si les gustaría hacerse una foto con él. Esta parte es especialmente emocionante, generalmente recibimos un feedback muy positivo y, en muchos casos, se genera un debate que enriquece el proyecto a nivel personal. Algunas de estas fotos forman parte del propio proyecto».
SONY DSC SONY DSC
Explican que las colecciones son susceptibles de ser ampliadas. Mientras que deciden por dónde continuar, el trabajo en Zupagrafika comprende otras parcelas como la tipografía, el diseño de impresión, el editorial, la cartelería, el branding, CAD o incluso la museografía. «Entre nuestros últimos trabajos está ‘Positive’, un proyecto realizado para el Ministerio de Cultura de Polonia para rescatar la memoria de las obras de arte desaparecidas durante la II Guerra Mundial»,  detalla el zaragozano. «Funciona como una Polaroid en la que puedes despegar el negativo para descubrir la imagen».
Así es la lucha contra el olvido, la carrera para perpetuar el racionalismo antes de que desaparezca. En Poznan, se seguirá librando con papel, tijeras y pegamento.
SONY DSC SONY DSC Brutal-London-pack2 - copia Brutal-London-pack1 - copia SONY DSC
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Original Unverpackt: el supermercado que declara la guerra al packaging
Test de lenguaje: ¿escribes fino o muy fino?
¿Cómo afecta a la economía de un país el tamaño del pene de sus habitantes?
La torre de paja que apareció de la nada
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *