29 julio, 2010
17

Campus Party Valencia | La creatividad según Oliviero Toscani

Por Marcus Hurst ( @marcushurst )

Toscaniport

Oliviero Toscani, fotógrafo, artista y pensador, dedicó una parte de su ponencia en Campus Party a responder a la pregunta ¿Qué es la creatividad?

Esta fue su respuesta:

La creatividad es un excedente de inteligencia y sensibilidad. Es la oportunidad que yace entre nuestro cerebro y nuestro corazón.

La raza humana se divide en dos categorías. Gente que es creativa y gente que no lo es. Yo los llamo humanos e infrahumanos. La creatividad es el nacimiento, la fuerza divina, la generosidad. La creatividad tiene que ser visionaria y subversiva. Debe incomodar e impulsar nuevas ideas y conceptos. Tiene que cuestionar estereotipos y antiguos modelos.

Todo desde la educación hasta la religión tiende a limitar la energía creativa que está dentro de nosotros. Es raro conocer a gente realmente creativa. Son una minoría reducida.

Demasiados de nosotros creemos lo que nos dan los medios. Somos una pandilla de ovejas. Hay una minoría que no tiene miedo a ser creativos.

Los burócratas de este mundo bloquean las ideas que no son lo suficientemente estúpidas para crear consenso. Diferentes marcas proponen estilos idénticos.

¿Qué esta pasando con nuestras creencias creativas?

Toscani3

La investigación de mercados o la falta de valentía para invertir en ideas es un signo de la agonía constante que sufre la creatividad. Gente creativa tiene que defenderse constantemente de los burócratas y los poderosos. En realidad ellos deberían ser los que tienen que defender su falta de creatividad y valentía. Defender esa posición de acusador y censurador.

El éxito siempre ha estado ligado a la gente creativa. Todo el mundo sabe quien hizo la Capilla Sixtina. Nadie se acuerda del burócrata (que en este caso era el Papa) que lo encargó.

El poder necesita arte para imponerse y el arte necesita el poder para expresarse. No tenemos que tener miedo al mercado.

Hoy en día, la creatividad esta condicionada por un excesiva búsqueda del consenso.

Esto es el error más grande que podemos cometer. El miedo al fracaso produce mediocridad porque la solución siempre será la menos arriesgada y la más banal.

Hacer algo que simplemente ‘funcionará’ es lo más aburrido que puede hacer uno. Nuestra obsesión por el crecimiento de las acciones en bolsa nos nubla la vista.

¿Cómo podemos ser tan banales y estúpidos que llamamos al público un target?

Yo me siento insultado. No hablan mi idioma. La comunicación se esta utilizando para proporcionar mensajes que contaminan nuestra vida.

Lo único que falta es más valentía. Cualquiera que no toma riesgos no es creativo.

Nos estamos volviendo muy vagos. Delegamos lo que deberíamos crear nosotros mismos.

La comunicación hoy en día es como un collage. Sin contenido, artificial, infinitamente copiable basado en una memoria de adicción. Dulcifica nuestras necesidades falsas. No tienen cualidades que perviven en el tiempo.

Es un sustituto por el amor. La comunicación de glutamato monosódico tiene un sabor muy rico pero posteriormente nos hace sentir pesados y da dolor de cabeza.

¿Aspiramos a un mundo donde ser diferente significa estar marginado?

La marca es una tarjeta de membresía que significa que formamos parte de una carrera global contra la mortalidad. Las marcas se nutren de la sociedad y no viceversa.

Los medios han sido esterilizados. Reproducen una monocultura. Un sitio donde Disney y el esperma están congelados. La comunicación se nutre de la gente que debería nutrir y degenera en una línea de manipulación económica.

La creatividad tiene que ser subversiva. Comunicación que rompe las reglas, destruye el conformismo crea la verdadera belleza. Comunicar verdaderas creencias sin estar condicionados por maximizar las ganancias.

Tenemos la posibilidad de cambiar el mensaje. Tenemos que tener valentía para ser diferentes. Los canales de distribución existen. Las personas creativas tienen que abrir la verdadera comunicación que puede cambiar nuestras vidas.

Necesitamos crear un dialogo no un monólogo. No a la monocultura. No al monopensamiento.