04 febrero, 2013
53

Los diez subgéneros más disparatados del porno en Internet

Por Iñaki Berazaluce

Apertura

Ya lo decía el legendario vídeo: “Internet is for porn”, pero no hablamos solo de señoritas ligeras de ropa y parejas haciendo la caídita del Roma. Desde sus mismos inicios, con los atribulados grupos de noticias (alt.sex.movies.monster y afines) se convirtieron en el punto de reunión de aquellos con gustos sexuales, digamos, alternativos. La hiperespacialización del porno provoca, por ejemplo, que un cisma entre los fetichistas de los pies dé lugar a páginas de mujeres pisoteando insectos.

Después de leer este artículo probablemente te consueles si sorprendes a tu hijo tocándose mientras otea la cándida Playboy.com o ve su canal favorito de YouPorn. Podía ser peor: podía ser un esclavo de Onán bajo la hipnótica experiencia del porno pterodáctilo

10 Mujeres que empujan coches atascados en el barro

11 coches

En qué consiste: Exactamente eso: Fotos de chicas de buen ver que se ven atascadas en el barro o la nieve, y deben arremangarse sus cortísimas minifaldas para salir del aprieto. Estrictamente no es un género pornográfico, en tanto las protagonistas están vestidas (poco, pero vestidas) y nunca aparece un héroe con la ‘llave inglesa’ para echar una manita (eso, suponemos, queda en la imaginación del usuario).

Quién puede ser el target de este género: Mecánicos en su día libre, Guardias Civiles…

Dónde lo puedes encontrar: Pedal Lady y Car Stock Girls.

9 Enemas y lavativas

9 enema2

En qué consiste: Hombres y mujeres sometidos a este procedimiento médico-higiénico, tan incómodo de recibir como poco apetecible de observar (al menos para los que comulgamos con este subgénero, claro). Los actores porno que practican el sexo anal suelen tomar un enema antes de la grabar la escena, así que imaginamos que algún Orson Welles del género debió de pensar que ese acto íntimo merecía ser conocido por el público.

Quién puede ser el target de este género: Estudiantes de enfermería, coprófagos rehabilitados.

Dónde lo puedes encontrar: En Mad Sex Tube presumen de tener la más exquisita (sic) colección de vídeos sobre el particular.

8 Porno Furry

99furvest

En qué consiste: Personas normales como tú y como yo (bueno, como tú) practican el sexo disfrazados de peluches: osos pandas, perritos piloto o personajes de Walt Disney (sin la aquiescencia del estudio, claro). El resultado es… inquietante, cuando menos.

Quién puede ser el target de este género: Empleados de DisneyWorld sacándose un sobresueldo; ministros, aristócratas y miembros de la Curia que no quieren ser reconocidos.

Dónde lo puedes encontrar: En PandaFuck, la página porno menos variada de la Red: un señor disfrazado de Panda hace el amor (es un decir) con distintas jóvenas en el mismo cuarto de estar.

7 Porno para ciegos

7 ciegos

En qué consiste: Descripciones de páginas porno en audio realizadas por voluntarios videntes que se solidarizan con los onanistas invidentes.

Quién puede ser el target de este género: Ciegos de amplias tragaderas: las explicaciones de lo que sucede en pantalla resultan tan excitantes como un teletipo de Europa Press.

Dónde lo puedes encontrar: En Pornfortheblind.

6 Porno E.T.

6 porno ET

En qué consiste: ‘Stricto sensu’ no se trata de un subgénero sino la clásica versión porno de cualquier taquillazo, incluyendo La Guarra de las GalaxiasEduardo Manospollas, V de VaginaPulp Friction. En este caso es una producción alemana: ET de vagina, que narra la atroz historia de un ET transexual que durante toda la película mantiene el rictus de resignación que puede apreciarse en la foto.

Quién puede ser el target de este género: Abducidos con nostalgia, personas con infancias tristes, bedeles y ujieres.

Dónde lo puedes encontrar: Aquí mismo tienes 2 minutos, suficientes para enfangar tus recuerdos de la infancia.

5 Porno tentacular

tentacle-porn_o_875388

En qué consiste: Ya tardaba en aparecer el primer género puramente japonés: niponas penetradas salvajemente por TODOS sus agujeros por criaturas tentaculares, incluyendo pulpos, aliens, angulas… Este gelatinoso subgénero parece hundir sus raíces en las leyendas de criaturas de los marineros japoneses, como atestigua la ilustración.

Quién puede ser el target de este género: Japoneses y, en general, seres humanos carentes de una vida sexual en compañía.

Dónde lo puedes encontrar: En Uncensored Tentacle.

4 Porno pordiosero

5 homeless

En qué consiste: Lo que viene siendo el porno de toda la vida pero: A. Con actores amateur sacados de los arrabales a cambio de una lata de medio litro o una micra y B. Grabado en arrabales, cementerios de coches y otros escenarios asaz excitantes.

Quién puede ser el target de este género: Millonarios excéntricos, el potro de Vallecas, la duquesa de Alba.

Dónde lo puedes encontrar: En Bums in Action, que debe de hacer los casting entre los veteranos de la guerra de Chechenia.

3 Tías pisando bichos

3 crush fetish

En qué consiste: Si el fetichismo de pies (femeninos) no es suficientemente especializado, existe una facción a quienes lo que le pone de veras es ver esos pies, descalzos o con tacón de aguja, aplastando insectos. Sí, ya…

Quién puede ser el target de este género: Entomólogos desencantados, fetichistas de pies que quieren ese ‘algo’ más, Pere Ponce…

Dónde lo puedes encontrar: En Crush Fetish.

2 Niñas lamiendo pomos de puertas

22 pomos

En qué consiste: No pongas esa cara: ¿qué hay de malo en que una adolescente pase su lengua por un picaporte? Según cuenta un clásico artículo de esta página, esta extraña modalidad del porno nació con el blog japonés Doorknob Shojo (‘la niña del pomo’) en 2010 y se ha convertido en una suerte de referente en lo que a filias rarunas se refiere.

Quién puede ser el target de este género: Porteros de finca urbana, niñas que se excitan con los pomos (alguna habrá), cerrajeros.

Dónde lo puedes encontrar: En Doorknob Shojo.

1 Porno pterodáctilo

pterodactiol

En qué consiste: Una moza de buen ver ha caído en un nido de pterodáctilos. Inopinadamente, estos extintos dinosaurios le hacen todo tipo de cochinadas sin que la humana parezca oponerse.

Quién puede ser el target de este género: Comerciales de cosméticos, exseguidores del porno de niñas que lamen puertas, Spielberg.

Dónde lo puedes encontrar: Aquí mismo.

Con la inestimable colaboración de ese siervo de Onán que es Dildo de Congost, e información de Orgasmatrix, TokyoKinki, Yorokobu,

No te quedes con las ganas:

Probablemente también te interese:

-El controvertido anuncio del tablet “social” de Asus

-Bienvenidos al parque infantil Zorrilandia: 20 ejemplos de cómo NO bautizar tu negocio

-¿Cómo dicen los cubanos ‘hacer una cubana’?

-Mapamundi del tamaño de los penes

-Muere aplastado por una pared mientras se beneficiaba a una gallina

-Bodas de semejanza: matrimonios gays en la Edad Media

-Catálogo de perversiones bíblicas

-Procedimiento de actuación en caso de sorprender a tu vástago haciéndose tocamientos impúdicos

-Sexo en el espacio: otro porno es posible