Publicado: 27 de abril 2023 09:28  /   DIGITAL
por
Fotos  Imágenes cedidas por Jekyll & Jill

¿Es el ‘bookcast’ el futuro del libro o su ‘terminator’?

Publicado: 27 de abril 2023 09:28  /   DIGITAL     por        Fotos  Imágenes cedidas por Jekyll & Jill
Compártelo twitter facebook whatsapp
bookcast

Una de las primeras cosas que un escritor debe hacer antes de ponerse a escribir su obra es organizar el contenido, estructurarlo, tener muy claro qué va a contar y cómo.

En esa primera selección, probablemente quedarán fuera temas que, si bien son interesantes, no encajan del todo en el formato impreso. En la versión final, seguramente no entren las entrevistas que haya tenido que realizar para completar la información, por ejemplo. Ni se podrá escuchar el sonido que rodea a la acción que se describe. Normal, es un libro.

¿Pero y si ese volumen impreso se completara, por otro lado, con otra experiencia distinta en la que cupiera sonido e imagen, o incluso capítulos nuevos?, una experiencia donde esas otras historias que orbitan alrededor de la principal tuvieran cabida ahí y aportaran nueva información o nuevas sensaciones. Esto, grosso modo, sería un bookcast.

[pullquote]Este nuevo formato es más fácil de definir por lo que no es que por lo que es. No es un audiolibro, no es un pódcast y, desde luego, no es un libro. Pero bebe un poco de todos ellos[/pullquote]

Este nuevo formato es más fácil de definir por lo que no es que por lo que es. No es un audiolibro, no es un pódcast y, desde luego, no es un libro. Pero bebe un poco de todos ellos. «Hay partes que no están en el libro de papel y que se añaden. A veces, si son más ensayo, se suman entrevistas a las personas que salen, o se añade un capítulo más, o la música en directo de la protagonista…», trata de explicar la escritora y podcaster Nuria Pérez. Un bookcast puede ser un ensayo, pero también una obra de ficción. Todo puede encajar en ese formato siempre y cuando contemple la posibilidad de ofrecer al oyente un mundo sonoro atractivo.

bookcast

En el caso del primer bookcast conocido, The Bomber Mafia, del escritor y podcaster Malcolm Gladwell, ese mundo sonoro eran los bombardeos de la II Guerra Mundial. En Run, Rose, Run, el bookcast escrito por Dolly Parton y James Patterson, el atractivo estaba en las canciones que la cantante compuso para esta ficción que gira alrededor del asesinato de una cantante country. «Al final, es como estar escuchando en directo la música de los bares donde Patterson ambienta sus escenas», aclara Nuria Pérez. «Yo creo que lo que es importante es que el mundo que describas sea sonoramente interesante».

[pullquote]Un bookcast puede ser un ensayo, pero también una obra de ficción. Todo puede encajar en ese formato siempre y cuando contemple la posibilidad de ofrecer al oyente un mundo sonoro atractivo[/pullquote]

Pérez trabajó en publicidad durante muchos años hasta que decidió dar un giro a su carrera y volcar toda su creatividad en contar historias y crear el pódcast Gabinete de curiosidades, al que puso fin tras tres temporadas. Su nuevo proyecto la ha convertido en la pionera del bookcast en español con El monstruo del monóculo y otras bestias. Antes, había publicado la versión impresa en la editorial Jekyll & Jill, pero una y otra edición, aunque pueden ir en paralelo, no siempre siguen ese orden de publicación.

bookcast

A diferencia del audiolibro, en un bookcast son siempre los propios autores quienes lo leen. También hay partes dialogadas que, en este caso, siempre están ficcionadas, con sus actores y actrices, lo que lo convierte, así, en «ficción sonora». Lo que tampoco falta nunca en un bookcast es una música ad hoc que se construye desde el principio, expresamente para lo que se quiere contar. Y, sobre todo, hay una expansión del texto.

Esa expansión no debe interpretarse exactamente como un apéndice del libro, sino, más bien, un complemento. Y en la mayoría de las veces, es el formato impreso el que llega después del audio para funcionar como un condensado de lo que se ha escuchado antes.

bookcast

«Sí, también lo veo así, como un complemento al libro en papel, siempre y cuando uno y otro convivan de la mano, que el bookcast enriquezca la lectura del libro y el libro aporte la corporeidad al bookcast», confirma Víctor Gomollón, quien está al frente de Jekyll & Jill. «Creo que eso es posible con cierto tipo de libros, pero no con todos. Nuria Pérez ha creado un libro que permite y favorece todo eso y mucho más, pues la naturaleza de su escritura ya es de por sí híbrida».

«Para nosotros escritores es un win-win, porque si consigues hacerlo bien, se supone que la persona, luego, va a querer, aun así, comprar el papel como un condensado de lo que acaba de escuchar», añade Nuria Pérez. «El audiolibro es un sustituto que para los escritores es la muerte del papel. Muchos de los que amamos el formato del papel estamos intentando encontrar alternativas para que el objeto siga siendo el principal».

[pullquote]«Sí, también lo veo así, como un complemento al libro en papel, siempre y cuando uno y otro convivan de la mano, que el bookcast enriquezca la lectura del libro y el libro aporte la corporeidad al bookcast». Víctor Gomallón[/pullquote]

ORDENAR LAS PIEZAS

El proceso de escribir y crear un bookcast es algo más complejo que escribir un libro o un pódcast. La ventaja es que el autor ya sabe que su proyecto va a tener esa doble vertiente, sonora y escrita —a veces incluso digital, porque se incluye una página web que completa todo lo anterior—, y va estructurando la historia.

Al final, concluye Nuria Pérez, la dificultad depende de la forma de trabajo que tenga cada persona. «Yo ya trabajo mucho con pósits en casa, porque vengo de la publi. Para mí es normal. Antes acababan en una papelera, pero ahora es una oportunidad para decir no me caben aquí, pero los voy a poner en este otro sitio. Para mí ha sido un poco un alivio saber que iba a tener esas otras dos vertientes».

bookcast

DOS FORMATOS CONDENADOS A COEXISTIR

El monstruo del monóculo y otras bestias retrata la sociedad norteamericana de los años 30 y 40 del siglo pasado, con el cine negro y sus protagonistas (Fritz Lang, Otto Preminger, Ida Lupino, Dashiell Hamet…) de fondo. Primero se publicó el libro para que pudiera tener más ventas. Aunque Víctor Gomollón cree que el hecho de que la obra de Pérez sea el primer libro/bookcast publicado en España puede ser beneficioso para todos. «Ser pioneros en algo así nos satisface a todas las partes. Quizá sea pronto para vaticinar cómo favorecerá a la industria editorial, pero creo que traerá muchas sorpresas en un futuro».

[pullquote]«El audiolibro es un sustituto que para los escritores es la muerte del papel. Muchos de los que amamos el formato del papel estamos intentando encontrar alternativas para que el objeto siga siendo el principal». Nuria Pérez[/pullquote]

Pérez, por su parte, tiene claro que el libro que completa la historia no puede estar editado de cualquier manera, sino que debe ser casi como un objeto de culto, una pequeña obra de arte que haga que al lector le resulte apetecible comprarlo después de haber escuchado el audio. «Yo aposté por Jekyll & Jill porque es la editora que hace los libros más bonitos de este país y sabía que como objeto iba a valer la pena».

«Me gustaría pensar que en un futuro el libro en papel convivirá con el bookcast y con otros soportes de forma natural, como lo está haciendo ahora con el audiolibro y el libro digital», añade el editor.

bookcast

«En la actualidad, y más que nunca, la industria editorial se ve desafiada por muchos formatos que engloban el concepto ocio. Si tomamos la lectura como una simple forma de ocio, la partida está perdida, pues tanto las series, como las películas bajo demanda o los pódcast pueden ofrecer a los nuevos consumidores una supuesta mayor inmersión que la lectura de un libro. Pero quiero pensar que leer es otra cosa, que es más, que no todo lo gratificante es ocio. Quiero pensar que quedan lectores dispuestos a enfrentarse a libros donde lo ocioso quede en un segundo plano».

En cualquier caso, tampoco es todo más fácil por el lado del audio. Como dice Nuria Pérez, «al final, el bookcast, dentro del mundo sonoro, es un producto de nicho, tienes que tener una productora que apueste por ti; desde luego, no es Gabinete de curiosidades, es bastante más complejo, tienes que lanzar 23 capítulos de golpe [que están pensados, además, para ser escuchados en orden], tiene que gustarte muchísimo el tema y sabes que no hay tanta gente que sea fan y apasionada del cine negro».

bookcast

Ella, asegura, tuvo suerte porque contó desde el primer momento con el apoyo de María Jesús Espinosa de los Monteros, la directora general de Prisa Audio, de la que depende Podium Podcast, la plataforma desde la que se puede escuchar El monstruo del monóculo.

La experiencia, en cualquier caso, resulta tremendamente satisfactoria. Es como situarte en una especie de panóptico que te permite disfrutar de todos los ángulos posibles de una historia y sentir que todo encaja en sus respectivos formatos. La pregunta es si el bookcast acabará con el libro, aunque Víctor Gomollón cree que este nuevo formato no supondrá ninguna amenaza para el sector editorial.

«El formato del libro en papel está vivo y lo estará por muchos años, pues es un formato idóneo. El libro en papel se ha mantenido sin cambios durante siglos. Es poca la diferencia entre el Jikji, el primer libro impreso con tipos móviles, publicado hace 646 años, y uno actual: hojas de papel impresas y cosidas que forman un volumen. Es perfecto e inimitable. El libro en papel es perfecto. Cualquier nuevo formato que aporte contenidos al libro en papel es bien recibido, más sin con ellos ganamos posibles nuevos lectores y lectoras».

Una de las primeras cosas que un escritor debe hacer antes de ponerse a escribir su obra es organizar el contenido, estructurarlo, tener muy claro qué va a contar y cómo.

En esa primera selección, probablemente quedarán fuera temas que, si bien son interesantes, no encajan del todo en el formato impreso. En la versión final, seguramente no entren las entrevistas que haya tenido que realizar para completar la información, por ejemplo. Ni se podrá escuchar el sonido que rodea a la acción que se describe. Normal, es un libro.

¿Pero y si ese volumen impreso se completara, por otro lado, con otra experiencia distinta en la que cupiera sonido e imagen, o incluso capítulos nuevos?, una experiencia donde esas otras historias que orbitan alrededor de la principal tuvieran cabida ahí y aportaran nueva información o nuevas sensaciones. Esto, grosso modo, sería un bookcast.

[pullquote]Este nuevo formato es más fácil de definir por lo que no es que por lo que es. No es un audiolibro, no es un pódcast y, desde luego, no es un libro. Pero bebe un poco de todos ellos[/pullquote]

Este nuevo formato es más fácil de definir por lo que no es que por lo que es. No es un audiolibro, no es un pódcast y, desde luego, no es un libro. Pero bebe un poco de todos ellos. «Hay partes que no están en el libro de papel y que se añaden. A veces, si son más ensayo, se suman entrevistas a las personas que salen, o se añade un capítulo más, o la música en directo de la protagonista…», trata de explicar la escritora y podcaster Nuria Pérez. Un bookcast puede ser un ensayo, pero también una obra de ficción. Todo puede encajar en ese formato siempre y cuando contemple la posibilidad de ofrecer al oyente un mundo sonoro atractivo.

bookcast

En el caso del primer bookcast conocido, The Bomber Mafia, del escritor y podcaster Malcolm Gladwell, ese mundo sonoro eran los bombardeos de la II Guerra Mundial. En Run, Rose, Run, el bookcast escrito por Dolly Parton y James Patterson, el atractivo estaba en las canciones que la cantante compuso para esta ficción que gira alrededor del asesinato de una cantante country. «Al final, es como estar escuchando en directo la música de los bares donde Patterson ambienta sus escenas», aclara Nuria Pérez. «Yo creo que lo que es importante es que el mundo que describas sea sonoramente interesante».

[pullquote]Un bookcast puede ser un ensayo, pero también una obra de ficción. Todo puede encajar en ese formato siempre y cuando contemple la posibilidad de ofrecer al oyente un mundo sonoro atractivo[/pullquote]

Pérez trabajó en publicidad durante muchos años hasta que decidió dar un giro a su carrera y volcar toda su creatividad en contar historias y crear el pódcast Gabinete de curiosidades, al que puso fin tras tres temporadas. Su nuevo proyecto la ha convertido en la pionera del bookcast en español con El monstruo del monóculo y otras bestias. Antes, había publicado la versión impresa en la editorial Jekyll & Jill, pero una y otra edición, aunque pueden ir en paralelo, no siempre siguen ese orden de publicación.

bookcast

A diferencia del audiolibro, en un bookcast son siempre los propios autores quienes lo leen. También hay partes dialogadas que, en este caso, siempre están ficcionadas, con sus actores y actrices, lo que lo convierte, así, en «ficción sonora». Lo que tampoco falta nunca en un bookcast es una música ad hoc que se construye desde el principio, expresamente para lo que se quiere contar. Y, sobre todo, hay una expansión del texto.

Esa expansión no debe interpretarse exactamente como un apéndice del libro, sino, más bien, un complemento. Y en la mayoría de las veces, es el formato impreso el que llega después del audio para funcionar como un condensado de lo que se ha escuchado antes.

bookcast

«Sí, también lo veo así, como un complemento al libro en papel, siempre y cuando uno y otro convivan de la mano, que el bookcast enriquezca la lectura del libro y el libro aporte la corporeidad al bookcast», confirma Víctor Gomollón, quien está al frente de Jekyll & Jill. «Creo que eso es posible con cierto tipo de libros, pero no con todos. Nuria Pérez ha creado un libro que permite y favorece todo eso y mucho más, pues la naturaleza de su escritura ya es de por sí híbrida».

«Para nosotros escritores es un win-win, porque si consigues hacerlo bien, se supone que la persona, luego, va a querer, aun así, comprar el papel como un condensado de lo que acaba de escuchar», añade Nuria Pérez. «El audiolibro es un sustituto que para los escritores es la muerte del papel. Muchos de los que amamos el formato del papel estamos intentando encontrar alternativas para que el objeto siga siendo el principal».

[pullquote]«Sí, también lo veo así, como un complemento al libro en papel, siempre y cuando uno y otro convivan de la mano, que el bookcast enriquezca la lectura del libro y el libro aporte la corporeidad al bookcast». Víctor Gomallón[/pullquote]

ORDENAR LAS PIEZAS

El proceso de escribir y crear un bookcast es algo más complejo que escribir un libro o un pódcast. La ventaja es que el autor ya sabe que su proyecto va a tener esa doble vertiente, sonora y escrita —a veces incluso digital, porque se incluye una página web que completa todo lo anterior—, y va estructurando la historia.

Al final, concluye Nuria Pérez, la dificultad depende de la forma de trabajo que tenga cada persona. «Yo ya trabajo mucho con pósits en casa, porque vengo de la publi. Para mí es normal. Antes acababan en una papelera, pero ahora es una oportunidad para decir no me caben aquí, pero los voy a poner en este otro sitio. Para mí ha sido un poco un alivio saber que iba a tener esas otras dos vertientes».

bookcast

DOS FORMATOS CONDENADOS A COEXISTIR

El monstruo del monóculo y otras bestias retrata la sociedad norteamericana de los años 30 y 40 del siglo pasado, con el cine negro y sus protagonistas (Fritz Lang, Otto Preminger, Ida Lupino, Dashiell Hamet…) de fondo. Primero se publicó el libro para que pudiera tener más ventas. Aunque Víctor Gomollón cree que el hecho de que la obra de Pérez sea el primer libro/bookcast publicado en España puede ser beneficioso para todos. «Ser pioneros en algo así nos satisface a todas las partes. Quizá sea pronto para vaticinar cómo favorecerá a la industria editorial, pero creo que traerá muchas sorpresas en un futuro».

[pullquote]«El audiolibro es un sustituto que para los escritores es la muerte del papel. Muchos de los que amamos el formato del papel estamos intentando encontrar alternativas para que el objeto siga siendo el principal». Nuria Pérez[/pullquote]

Pérez, por su parte, tiene claro que el libro que completa la historia no puede estar editado de cualquier manera, sino que debe ser casi como un objeto de culto, una pequeña obra de arte que haga que al lector le resulte apetecible comprarlo después de haber escuchado el audio. «Yo aposté por Jekyll & Jill porque es la editora que hace los libros más bonitos de este país y sabía que como objeto iba a valer la pena».

«Me gustaría pensar que en un futuro el libro en papel convivirá con el bookcast y con otros soportes de forma natural, como lo está haciendo ahora con el audiolibro y el libro digital», añade el editor.

bookcast

«En la actualidad, y más que nunca, la industria editorial se ve desafiada por muchos formatos que engloban el concepto ocio. Si tomamos la lectura como una simple forma de ocio, la partida está perdida, pues tanto las series, como las películas bajo demanda o los pódcast pueden ofrecer a los nuevos consumidores una supuesta mayor inmersión que la lectura de un libro. Pero quiero pensar que leer es otra cosa, que es más, que no todo lo gratificante es ocio. Quiero pensar que quedan lectores dispuestos a enfrentarse a libros donde lo ocioso quede en un segundo plano».

En cualquier caso, tampoco es todo más fácil por el lado del audio. Como dice Nuria Pérez, «al final, el bookcast, dentro del mundo sonoro, es un producto de nicho, tienes que tener una productora que apueste por ti; desde luego, no es Gabinete de curiosidades, es bastante más complejo, tienes que lanzar 23 capítulos de golpe [que están pensados, además, para ser escuchados en orden], tiene que gustarte muchísimo el tema y sabes que no hay tanta gente que sea fan y apasionada del cine negro».

bookcast

Ella, asegura, tuvo suerte porque contó desde el primer momento con el apoyo de María Jesús Espinosa de los Monteros, la directora general de Prisa Audio, de la que depende Podium Podcast, la plataforma desde la que se puede escuchar El monstruo del monóculo.

La experiencia, en cualquier caso, resulta tremendamente satisfactoria. Es como situarte en una especie de panóptico que te permite disfrutar de todos los ángulos posibles de una historia y sentir que todo encaja en sus respectivos formatos. La pregunta es si el bookcast acabará con el libro, aunque Víctor Gomollón cree que este nuevo formato no supondrá ninguna amenaza para el sector editorial.

«El formato del libro en papel está vivo y lo estará por muchos años, pues es un formato idóneo. El libro en papel se ha mantenido sin cambios durante siglos. Es poca la diferencia entre el Jikji, el primer libro impreso con tipos móviles, publicado hace 646 años, y uno actual: hojas de papel impresas y cosidas que forman un volumen. Es perfecto e inimitable. El libro en papel es perfecto. Cualquier nuevo formato que aporte contenidos al libro en papel es bien recibido, más sin con ellos ganamos posibles nuevos lectores y lectoras».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El (te parto la) cara a (te parto la) cara entre Rubalcaba y Rajoy
Facebook con el corazón roto
Android se convierte en la plataforma móvil de mayor implantación mundial
Muji ha presentado su tienda online en España
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp