13 de junio 2022    /   IGLUU
por
 

13 de junio 2022    /   IGLUU     por          
twitter facebook whatsapp

Miguel Ángel Muñoz ya nos es MAM, aquel joven que atraía la atención de cientos de adolescentes gracias a su papel en la serie Un paso adelante. Hoy, con 40 años, ve las cosas de otra manera.

Sigue teniendo ilusión por su oficio y podría decirse que se encuentra en un momento muy dulce. Su paso por Masterchef le ha otorgado una popularidad aún mayor y se ha estrenado como director de cine con su película 100 días con la tata, en la que cuenta su experiencia cuidando durante el confinamiento de la mujer que le cuidó a él de niño. Una historia preciosa de amistad y de amor que le ha valido varios premios y reconocimiento internacional.

La idea, cuenta, era reflejar la especial relación que le une a su tata, pero también, de paso, retratar el confinamiento, las relaciones intergeneracionales y el síndrome del cuidador.

A punto de estrenar una comedia romántica rural, En otro lugar, cuenta que una de las grandes alegrías que le ha dado trabajar en ella es reencontrarse con dos grandes amigos: Pablo Puyol y Jesús del Cerro, algo que Muñoz califica como un regalo.

Miguel Ángel Muñoz no tiene miedo a envejecer, algo que ha aprendido de su tata. Y afirma sentirse más cómodo con las decisiones que toma y con cómo las toma.

De todo esto y más habla el actor y director en esta entrevista de Enrique Alpañés para Igluu.

twitter facebook whatsapp

Miguel Ángel Muñoz ya nos es MAM, aquel joven que atraía la atención de cientos de adolescentes gracias a su papel en la serie Un paso adelante. Hoy, con 40 años, ve las cosas de otra manera.

Sigue teniendo ilusión por su oficio y podría decirse que se encuentra en un momento muy dulce. Su paso por Masterchef le ha otorgado una popularidad aún mayor y se ha estrenado como director de cine con su película 100 días con la tata, en la que cuenta su experiencia cuidando durante el confinamiento de la mujer que le cuidó a él de niño. Una historia preciosa de amistad y de amor que le ha valido varios premios y reconocimiento internacional.

La idea, cuenta, era reflejar la especial relación que le une a su tata, pero también, de paso, retratar el confinamiento, las relaciones intergeneracionales y el síndrome del cuidador.

A punto de estrenar una comedia romántica rural, En otro lugar, cuenta que una de las grandes alegrías que le ha dado trabajar en ella es reencontrarse con dos grandes amigos: Pablo Puyol y Jesús del Cerro, algo que Muñoz califica como un regalo.

Miguel Ángel Muñoz no tiene miedo a envejecer, algo que ha aprendido de su tata. Y afirma sentirse más cómodo con las decisiones que toma y con cómo las toma.

De todo esto y más habla el actor y director en esta entrevista de Enrique Alpañés para Igluu.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista La grande belleza haciendo clic aquí.

Asfalto o campo: ¿Cuál es el escenario favorito de la ficción española?
Otra secuela del covid: los cambios en el paradigma laboral
Colores nacidos de la basura que salvan galgos
Fruta y verdura de temporada para reducir los gases invernadero
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.