10 de septiembre 2021    /   CREATIVIDAD
por
Ilustración  portada: Estudio Vasava

Moments: un festival de cultura para el pueblo

10 de septiembre 2021    /   CREATIVIDAD     por        Ilustración  portada: Estudio Vasava
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Se acaba el verano e invariablemente se nos planta el otoño en casa. Y con él, comienza de nuevo el ciclo. La vuelta al cole, la vuelta al curro, al despertador por la mañana, la vuelta a las rutinas, y, en definitiva, a todas esas cosas no-tan-buenas que nos esperan después del estío. Pero la caída de las hojas también trae cosas positivas, especialmente, en estos tiempos pre-post pandémicos. Los parques se vuelven verdaderamente instagrameables, llegan las castañas asadas y abre sus puertas el festival Moments.

MOMENTS FESTIVAL 2021

Esta octava edición del festival —aceptaremos festival como animal de compañía, aunque como etiqueta cerrada, concreta, quizá no sea la más adecuada para unas jornadas culturales así de sui generis— promete ser la más grande hasta el momento. Por lo menos, así es como se ha planteado desde la organización. Con 22 sedes y más de 150 actividades planeadas para los casi dos meses de duración, la programación es verdaderamente (verdaderamente) completa. Pero es que una vocación de transversalidad tiene que ir acompañada de una determinada escala.

Porque la cultura popular asoma durante estos casi dos meses (del 15 de septiembre al 20 de noviembre) en todas sus disciplinas. O, por lo menos, moja los pies en todos los formatos. Desde las pintadas en las paredes de las ciudades, las películas y los documentales al diseño puro y duro.

Pero, además de transversal, el Moments es rabiosamente actual. No solo por la programación, sino también (y quizás), sobre todo, por la concepción que tiene sobre las manifestaciones y creaciones culturales. Porque, no nos engañemos, en 2021 la cultura no se crea en los espacios culturales tradicionales. En 2021—y estén atentos a lo fuerte que vienen los zetas— la cultura pasa por el espacio compartido, y necesariamente, o afortunadamente, por las redes sociales. Es ahí donde cobra todo su sentido la cultura DIY.

EL FUTURO DE LA CULTURA SERÁ DIY O NO SERÁ

Hace unas semanas se producía en España un abochornante debate acerca de la futura (presente) forma del periodismo deportivo. Un chaval de Bilbao con un micro, una cámara y conexión a internet había pasado en apenas un lustro de comentar competiciones de LOL desde su habitación a ser el elegido para ir a hablar con Lionel Messi sobre su salida del Barça. Y es, precisamente, esa capacidad para crear con unos medios mínimos lo que provoca la génesis cultural en 2021.

Por supuesto, hay que salvar ciertas distancias. El Moments nos evita el doloroso acto de la curación, el sufrimiento de pasar por todas las malas creaciones en la búsqueda de las buenas. Dentro de la selección que nos ofrece, la calidad—y con ella, el disfrute— está garantizada. Pero no hay que olvidar que el Moments se centra en la cultura popular. La que se crea y se disfruta a través de la distribución cuasimemética, entre iguales y para todos.

Por eso caben en este texto casos como el de Ibai aquí en España, o el de Emma Chamberlain en EEUU, o por eso en la programación de las jornadas caben tótems del diseño como Stefan Sagmeister, pero también mastodontes de la cultura popular como Pepe Habichuela, que este año recibe el premio Moments y protagonizará un encuentro en la Roca Gallery el 24 de septiembre.

LA CULTURA DEL POPULUS

También es importante, en este 2021, reivindicar la cultura popular sin que se le pierda el apellido. Popular de populus, del pueblo. La que es accesible a todos, y precisamente por eso, prende en los espíritus como gasolina. Por mucho que, en los últimos años, el trend sea el de tratar de llevarla del populacho a los salones. Por mucho que las marcas de lujo se sumen al hype de las marcas de streetwear. Por mucho que la Rosalía se haya ido a Miami a soltar quejios en spanglish y a cantar con Billie Eilish y Travis Scott.

Sobre la fortaleza cultural de lo popular no hay posesión patrimonial posible. No es de nadie porque es de todos. Aunque de vez en cuando se las arreglen para pescar el beneficio.

Y es ahí donde el Moments también es profundamente relevante. Por la deconstrucción que hace de cultura popular en tanto en cuanto está anclada en el mundo real, ya sea por creación o por situación. Por eso tiene sentido, en este 2021, un cartel poblado de referencias a la cultura del skate, al grafiti, a la música que brota de los tablaos y al diseño que nos saluda desde los estantes de los supermercados.

Como novedad, además del cartel renovado—por supuesto—, este año el festival sale de Málaga y se celebra al mismo tiempo en varias ciudades. A su cuartel general en Málaga—porque Málaga es sede, cuna y hogar de estas jornadas—se le unen Madrid y Sevilla a través de exposiciones pero también de encuentros y talleres. Con la colaboración de galerías y centros de creación, el festival se despliega hacia donde se encuentra su público.

Así que, si pasáis por Málaga, Madrid o Sevilla de aquí al 20 de noviembre, haceos un favor y consultad la programación del Moments. Al fin y al cabo, en cuanto a cultura se refiere, todo lo que allí se expone, discute y disecciona, es también un poco vuestro.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Se acaba el verano e invariablemente se nos planta el otoño en casa. Y con él, comienza de nuevo el ciclo. La vuelta al cole, la vuelta al curro, al despertador por la mañana, la vuelta a las rutinas, y, en definitiva, a todas esas cosas no-tan-buenas que nos esperan después del estío. Pero la caída de las hojas también trae cosas positivas, especialmente, en estos tiempos pre-post pandémicos. Los parques se vuelven verdaderamente instagrameables, llegan las castañas asadas y abre sus puertas el festival Moments.

MOMENTS FESTIVAL 2021

Esta octava edición del festival —aceptaremos festival como animal de compañía, aunque como etiqueta cerrada, concreta, quizá no sea la más adecuada para unas jornadas culturales así de sui generis— promete ser la más grande hasta el momento. Por lo menos, así es como se ha planteado desde la organización. Con 22 sedes y más de 150 actividades planeadas para los casi dos meses de duración, la programación es verdaderamente (verdaderamente) completa. Pero es que una vocación de transversalidad tiene que ir acompañada de una determinada escala.

Porque la cultura popular asoma durante estos casi dos meses (del 15 de septiembre al 20 de noviembre) en todas sus disciplinas. O, por lo menos, moja los pies en todos los formatos. Desde las pintadas en las paredes de las ciudades, las películas y los documentales al diseño puro y duro.

Pero, además de transversal, el Moments es rabiosamente actual. No solo por la programación, sino también (y quizás), sobre todo, por la concepción que tiene sobre las manifestaciones y creaciones culturales. Porque, no nos engañemos, en 2021 la cultura no se crea en los espacios culturales tradicionales. En 2021—y estén atentos a lo fuerte que vienen los zetas— la cultura pasa por el espacio compartido, y necesariamente, o afortunadamente, por las redes sociales. Es ahí donde cobra todo su sentido la cultura DIY.

EL FUTURO DE LA CULTURA SERÁ DIY O NO SERÁ

Hace unas semanas se producía en España un abochornante debate acerca de la futura (presente) forma del periodismo deportivo. Un chaval de Bilbao con un micro, una cámara y conexión a internet había pasado en apenas un lustro de comentar competiciones de LOL desde su habitación a ser el elegido para ir a hablar con Lionel Messi sobre su salida del Barça. Y es, precisamente, esa capacidad para crear con unos medios mínimos lo que provoca la génesis cultural en 2021.

Por supuesto, hay que salvar ciertas distancias. El Moments nos evita el doloroso acto de la curación, el sufrimiento de pasar por todas las malas creaciones en la búsqueda de las buenas. Dentro de la selección que nos ofrece, la calidad—y con ella, el disfrute— está garantizada. Pero no hay que olvidar que el Moments se centra en la cultura popular. La que se crea y se disfruta a través de la distribución cuasimemética, entre iguales y para todos.

Por eso caben en este texto casos como el de Ibai aquí en España, o el de Emma Chamberlain en EEUU, o por eso en la programación de las jornadas caben tótems del diseño como Stefan Sagmeister, pero también mastodontes de la cultura popular como Pepe Habichuela, que este año recibe el premio Moments y protagonizará un encuentro en la Roca Gallery el 24 de septiembre.

LA CULTURA DEL POPULUS

También es importante, en este 2021, reivindicar la cultura popular sin que se le pierda el apellido. Popular de populus, del pueblo. La que es accesible a todos, y precisamente por eso, prende en los espíritus como gasolina. Por mucho que, en los últimos años, el trend sea el de tratar de llevarla del populacho a los salones. Por mucho que las marcas de lujo se sumen al hype de las marcas de streetwear. Por mucho que la Rosalía se haya ido a Miami a soltar quejios en spanglish y a cantar con Billie Eilish y Travis Scott.

Sobre la fortaleza cultural de lo popular no hay posesión patrimonial posible. No es de nadie porque es de todos. Aunque de vez en cuando se las arreglen para pescar el beneficio.

Y es ahí donde el Moments también es profundamente relevante. Por la deconstrucción que hace de cultura popular en tanto en cuanto está anclada en el mundo real, ya sea por creación o por situación. Por eso tiene sentido, en este 2021, un cartel poblado de referencias a la cultura del skate, al grafiti, a la música que brota de los tablaos y al diseño que nos saluda desde los estantes de los supermercados.

Como novedad, además del cartel renovado—por supuesto—, este año el festival sale de Málaga y se celebra al mismo tiempo en varias ciudades. A su cuartel general en Málaga—porque Málaga es sede, cuna y hogar de estas jornadas—se le unen Madrid y Sevilla a través de exposiciones pero también de encuentros y talleres. Con la colaboración de galerías y centros de creación, el festival se despliega hacia donde se encuentra su público.

Así que, si pasáis por Málaga, Madrid o Sevilla de aquí al 20 de noviembre, haceos un favor y consultad la programación del Moments. Al fin y al cabo, en cuanto a cultura se refiere, todo lo que allí se expone, discute y disecciona, es también un poco vuestro.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Verano haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
GIF a la antigua usanza
Esto no va solo de hostias
La cruzada contra la fealdad de Marco Latendencci
Practicar la carpintería sin cortar un árbol
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *