BRANDED CONTENT
eXplorins

BRANDED CONTENT
eXplorins
5 de abril 2022    /   BRANDED CONTENT
 

La primera galería de arte en realidad aumentada y al aire libre de Barcelona

5 de abril 2022    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

La calle Pelai se convierte en la primera galería de arte al aire libre de la ciudad de Barcelona. Los peatones que la recorran podrán disfrutar de las obras de artistas como Nicole Vindel, Mad AlvarFuturity Systems. Las obras están en medio de la calle, pero pueden pasar inadvertidas para el que no sepa que están ahí. No es magia, es tecnología; en concreto, realidad aumentada.

Se trata de una iniciativa de Pelai i rodalies, la asociación de comerciantes de la calle Pelai, que cuentan en este proyecto de dinamización de la céntrica calle barcelonesa con el buen hacer de eXplorins, especialistas en proyectos de dinamización y marketing experiencial.

Para acceder a la experiencia de realidad aumentada y poder ver los trabajos expuestos en Pelai Virtual Gallery (PVG), los paseantes de la calle Pelai no solo tendrán que acercarse a las inmediaciones de la calle, sino también contar con su teléfono inteligente. En la pantalla podrán ver las diferentes obras enmarcadas por el mobiliario urbano y los viandantes del centro de Barcelona. Y, en muchos casos, incluso interactuar con ellas: aumentarlas, reducirlas, recolocarlas o hasta atravesarlas.

HACKING THE CITY

Bajo el denominador Hacking the City, las diferentes obras de arte disponibles en PVG se proponen reinterpretar el espacio urbano. No solo estar ahí y que la gente las vea, sino también reinterpretar la ciudad desde el plano virtual.

Para ello, convierten la calle Pelai en una galería de arte virtual que, a todas luces, funciona como una verdadera galería de arte. A diferencia de otras iniciativas similares basadas en la realidad aumentada, en este caso los asistentes pueden hacer exactamente lo mismo que en una galería de arte. Comprar las obras expuestas (en formato NFT), hacerse con obra física de los artistas o simplemente echar un ojo.

Pero Angela Bustillos, cofundadora de eXplorins y directora de proyectos, destaca que no se busca sustituir a los espacios físicos en el papel de las galerías de arte, sino más bien «preservar su esencia y extenderla a una experiencia virtual».

La experiencia está accesible aquí. En ella, la web de eXplorins actúa como un hub virtual que extiende las posibilidades de Pelai Virtual Gallery más allá de la propia ruta y de las obras en exposición. Desde experimentar a lo largo de la ruta de la calle Pelai a recabar más información sobre las obras y los artistas y, por supuesto, encontrar el acceso al marketplace en el que comprar las obras expuestas.

Hasta 15 artistas exponen en Hacking the City, todos procedentes de la Ciudad Condal. Artistas como la diseñadora Marina Salazar, creadora de la Tetamundi que acompaña a Rigoberta Bandini en sus actuaciones; Jan Barceló, ilustrador y diseñador gráfico, o la diseñadora futurista Magdalena Mojsiejuk. Un plantel de creadores que desarrollan su obra en diferentes ámbitos y que ahora las sacan a ocupar las calles de Barcelona.

LOS NFT

La compra de arte en NFT es todavía un entorno poco conocido para el público en general. Hay muchos proyectos en ciernes, pero lo cierto es que todas las iniciativas que acerquen el uso de la tecnología blockchain a los profanos deberían ser bienvenidas.

Desde eXplorins lo han tenido en cuenta. «A través de Pelai Virtual Gallery, apoyamos a los artistas y les ayudamos a acercarse (sin riesgos) a un entorno digital y canal complejo pero innovador, asesorando en cada paso y analizando las mejores opciones para llevarlo a cabo».

En el caso de Pelai Virtual Gallery, el proyecto de blockchain elegido ha sido NEAR, una blockchain de fuente abierta y colaborativa con un foco importante en la experiencia de usuario.

Desde la propia comunidad de Near Protocol destacan que el proyecto nace con el objeto de ser la blockchain «más sencilla del mundo tanto para desarrolladores como para usuarios». Además, se trata de un proyecto sostenible que cuenta con la certificación de tener una huella de carbono de cero, es decir, NEAR es completamente neutral en emisiones de dióxido de carbono.

En el caso de PVG, las compras de NFT sobre la blockchain de NEAR se realizan a través del marketplace Mintbase.io. Además, la tecnología de NEAR permite que los autores de las obras se beneficien del cobro de royalties durante las sucesivas ventas de los NFT.

TOT RAVAL

Desde eXplorins destacan que «el eje social es fundamental» a la hora de plantear los proyectos que crean. En este caso, a través de la Fundación Tot Raval, dedicada al fomento de la convivencia y la participación asociativa en el barrio barcelonés del Raval y con la que Pelai i Rodalies lleva colaborando desde hace tiempo.

Así, la fundación será beneficiaria de parte de las ganancias de las ventas de NFT, que destinarán «a comprar alimentos, productos de limpieza e higiene personal y material escolar para personas y familias del territorio que no pueden cubrir sus necesidades más básicas» en el marco de la iniciativa #sumapelraval.

La cesión de parte de los beneficios no busca solo la aportación económica a la fundación Tot Raval. Con un sentido más amplio, también quiere vincular de manera directa el desarrollo tecnológico con el social.

«En eXplorins trabajamos con el concepto de que la tecnología es una herramienta inigualable para poder conectarnos, pero los valores y la base de estas conexiones hay que mirarlos de forma global para así crear proyectos que cuiden y respeten a la sociedad, que impulsen la cultura local, la diversidad y las nuevas tecnologías para el bien».

De esta forma, la venta de NFT dentro de PVG no solo incide en los propios artistas y el sector cultural, sino que también se traduce en un beneficio social directo.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

La calle Pelai se convierte en la primera galería de arte al aire libre de la ciudad de Barcelona. Los peatones que la recorran podrán disfrutar de las obras de artistas como Nicole Vindel, Mad AlvarFuturity Systems. Las obras están en medio de la calle, pero pueden pasar inadvertidas para el que no sepa que están ahí. No es magia, es tecnología; en concreto, realidad aumentada.

Se trata de una iniciativa de Pelai i rodalies, la asociación de comerciantes de la calle Pelai, que cuentan en este proyecto de dinamización de la céntrica calle barcelonesa con el buen hacer de eXplorins, especialistas en proyectos de dinamización y marketing experiencial.

Para acceder a la experiencia de realidad aumentada y poder ver los trabajos expuestos en Pelai Virtual Gallery (PVG), los paseantes de la calle Pelai no solo tendrán que acercarse a las inmediaciones de la calle, sino también contar con su teléfono inteligente. En la pantalla podrán ver las diferentes obras enmarcadas por el mobiliario urbano y los viandantes del centro de Barcelona. Y, en muchos casos, incluso interactuar con ellas: aumentarlas, reducirlas, recolocarlas o hasta atravesarlas.

HACKING THE CITY

Bajo el denominador Hacking the City, las diferentes obras de arte disponibles en PVG se proponen reinterpretar el espacio urbano. No solo estar ahí y que la gente las vea, sino también reinterpretar la ciudad desde el plano virtual.

Para ello, convierten la calle Pelai en una galería de arte virtual que, a todas luces, funciona como una verdadera galería de arte. A diferencia de otras iniciativas similares basadas en la realidad aumentada, en este caso los asistentes pueden hacer exactamente lo mismo que en una galería de arte. Comprar las obras expuestas (en formato NFT), hacerse con obra física de los artistas o simplemente echar un ojo.

Pero Angela Bustillos, cofundadora de eXplorins y directora de proyectos, destaca que no se busca sustituir a los espacios físicos en el papel de las galerías de arte, sino más bien «preservar su esencia y extenderla a una experiencia virtual».

La experiencia está accesible aquí. En ella, la web de eXplorins actúa como un hub virtual que extiende las posibilidades de Pelai Virtual Gallery más allá de la propia ruta y de las obras en exposición. Desde experimentar a lo largo de la ruta de la calle Pelai a recabar más información sobre las obras y los artistas y, por supuesto, encontrar el acceso al marketplace en el que comprar las obras expuestas.

Hasta 15 artistas exponen en Hacking the City, todos procedentes de la Ciudad Condal. Artistas como la diseñadora Marina Salazar, creadora de la Tetamundi que acompaña a Rigoberta Bandini en sus actuaciones; Jan Barceló, ilustrador y diseñador gráfico, o la diseñadora futurista Magdalena Mojsiejuk. Un plantel de creadores que desarrollan su obra en diferentes ámbitos y que ahora las sacan a ocupar las calles de Barcelona.

LOS NFT

La compra de arte en NFT es todavía un entorno poco conocido para el público en general. Hay muchos proyectos en ciernes, pero lo cierto es que todas las iniciativas que acerquen el uso de la tecnología blockchain a los profanos deberían ser bienvenidas.

Desde eXplorins lo han tenido en cuenta. «A través de Pelai Virtual Gallery, apoyamos a los artistas y les ayudamos a acercarse (sin riesgos) a un entorno digital y canal complejo pero innovador, asesorando en cada paso y analizando las mejores opciones para llevarlo a cabo».

En el caso de Pelai Virtual Gallery, el proyecto de blockchain elegido ha sido NEAR, una blockchain de fuente abierta y colaborativa con un foco importante en la experiencia de usuario.

Desde la propia comunidad de Near Protocol destacan que el proyecto nace con el objeto de ser la blockchain «más sencilla del mundo tanto para desarrolladores como para usuarios». Además, se trata de un proyecto sostenible que cuenta con la certificación de tener una huella de carbono de cero, es decir, NEAR es completamente neutral en emisiones de dióxido de carbono.

En el caso de PVG, las compras de NFT sobre la blockchain de NEAR se realizan a través del marketplace Mintbase.io. Además, la tecnología de NEAR permite que los autores de las obras se beneficien del cobro de royalties durante las sucesivas ventas de los NFT.

TOT RAVAL

Desde eXplorins destacan que «el eje social es fundamental» a la hora de plantear los proyectos que crean. En este caso, a través de la Fundación Tot Raval, dedicada al fomento de la convivencia y la participación asociativa en el barrio barcelonés del Raval y con la que Pelai i Rodalies lleva colaborando desde hace tiempo.

Así, la fundación será beneficiaria de parte de las ganancias de las ventas de NFT, que destinarán «a comprar alimentos, productos de limpieza e higiene personal y material escolar para personas y familias del territorio que no pueden cubrir sus necesidades más básicas» en el marco de la iniciativa #sumapelraval.

La cesión de parte de los beneficios no busca solo la aportación económica a la fundación Tot Raval. Con un sentido más amplio, también quiere vincular de manera directa el desarrollo tecnológico con el social.

«En eXplorins trabajamos con el concepto de que la tecnología es una herramienta inigualable para poder conectarnos, pero los valores y la base de estas conexiones hay que mirarlos de forma global para así crear proyectos que cuiden y respeten a la sociedad, que impulsen la cultura local, la diversidad y las nuevas tecnologías para el bien».

De esta forma, la venta de NFT dentro de PVG no solo incide en los propios artistas y el sector cultural, sino que también se traduce en un beneficio social directo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuida a tus conocidos como si fueran tus amigos
Flâneuse: las mujeres aún tienen que conquistar las ciudades
Vithkuqi: el resurgir de un alfabeto olvidado
Norman Foster ya ha estado en el futuro
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad