19 de julio 2012    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Cursos de Verano Yorokobu: Fotografía para paquetes (I)

19 de julio 2012    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Da pereza aprender la teoría y te da vergüenza preguntar. Si eres de los que hace fotos sin tener la más remota idea de por qué unas salen bien y otras mal, estás de enhorabuena. Voy a hacer un gran favor a la humanidad y a mí mismo: voy a contar los principios de la fotografía para que los entienda alguien sin ganas de aprender.

Hacer fotos te parecerá una auténtica chorrada una vez leas esto. Pero si te preguntan di que ya te lo sabías todo, por supuesto.

Antes de empezar este curso por entregas solo quiero que tengas muy presentes dos premisas clave:

1- Las cámaras solas no hacen buenas o malas fotos

2- Poner la cámara en automático está muy bien, pero luego no me vengas con preguntas.

Lección 1: Lo del diafragma y la velocidad

Este es el tótem sagrado de la fotografía. Si no haces un esfuerzo por entender esto, no hacemos nada. Tómatelo en serio porque es lo más importante. Todas las cámaras del mundo, – y me da igual si son digitales, o no, réflex, compactas…- todas tienen el mismo principio.

Una foto está correcta cuando tiene la cantidad adecuada de luz. Si le falta, está oscura y si le sobra, se aclara y todo parece nevado….. Hasta ahí, de acuerdo, ¿no?

Imagínate que estás dormido y a oscuras. Así está tu cámara cuando vas a hacer una foto. Te molestará la luz al abrir la ventana… pero no ves nada, así que puedes hacer dos cosas…

Una es abrir la persiana, que es el diafragma. Si abres mucho la ventana entra mucha luz de golpe y te duelen los ojos (se quema la foto, tu pupila). La otra es abrirla solo un pelín y entonces necesitarás un tiempo para que se te acostumbre la vista. Eso es la velocidad de apertura, el tiempo que está entrando luz. Esto lo entiende hasta mi hija.

O sea, si abres mucho, entra mucha luz; en menos de un segundo ya te molesta la luz. Pero si lo abres poco necesitas más tiempo para ver algo. Y si lo has entendido ¡grábatelo a fuego! Porque la fotografía solo va de eso. Muy abierto igual a poco tiempo, muy cerrado igual a mas tiempo. El caso es llegar a la cantidad de luz necesaria.

Veamos si lo has pillado. Una pregunta de tipo test… ¿si es de noche y hay poca luz, necesitarás más o menos tiempo para que entre suficiente luz?…tic, tac.

Otra pregunta.. si hace un sol radiante en la playa, cegador, del que quema los colores, del que hace que tengas que usar gafas de sol… ¿cuánto tiempo tiene que estar entrando luz? ¿Mucho o poco?

Pues la relación de diafragma y velocidad es exactamente eso, la relación entre el chorro de luz que entra por la persiana y el tiempo que tiene que estar entrando. Como llenar un vaso de agua: si abres mucho el grifo, se llena enseguida; si es un chorrillo, tarda más.

¿Y cómo se mide? ¿Tú cómo mides el tiempo? En segundos, ¿no? Pues igual… Lo que pasa es que como son fracciones de segundo, si pone 1000 se refiere a una milésima de segundo… no a mil segundos. Tu pensabas que 1000 era más tiempo que 250 o 125, pero no amigo, son fracciones, ¡fracciones! O sea, 1000 es menos tiempo que 250. El diafragma se mide en unos números muy absurdos, 1,8 – 5,6 – 11… Y así, sin ningún sentido aparente… Al igual que con el tiempo, cuanto más alto es el numero pensarás que entra mas luz; pues no, también al contrario. Cuanto más alto es el número, menos luz entra por la persiana.

Para cerrar este primer capítulo tan importante, un ejercicio practico. Una foto en un día nubladillo, supongamos que para tener suficiente luz, pide, por ejemplo, un diafragma de 5,6 y una velocidad de 250. Si tienes la cámara puesta en A, ni te enterarás. Pero supongamos que ese es el punto de equilibrio para la cantidad de luz que hay en la calle. Abrir la persiana hasta 5,6 y dejarla abierta durante 1/250 de segundo. Con eso tu pupila no sufrirá.

Pues bien, ¿qué pasaría si decidimos abrir menos la persiana? En lugar de 5,6 a 8, que es el paso siguiente… ¡Exacto, necesitarás mas tiempo! En lugar de 250 necesitarías 125, que es el paso siguiente ( sé que habías pensado que era 500, pero te recuerdo que son fracciones). Con esto al final llegaría la misma cantidad de luz. Ambos pares de diafragma y velocidad dan la misma cantidad de luz al final.

Y en breve seguiremos con estas impagables lecciones…

Foto: Jimby 99, wikimedia commons

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Da pereza aprender la teoría y te da vergüenza preguntar. Si eres de los que hace fotos sin tener la más remota idea de por qué unas salen bien y otras mal, estás de enhorabuena. Voy a hacer un gran favor a la humanidad y a mí mismo: voy a contar los principios de la fotografía para que los entienda alguien sin ganas de aprender.

Hacer fotos te parecerá una auténtica chorrada una vez leas esto. Pero si te preguntan di que ya te lo sabías todo, por supuesto.

Antes de empezar este curso por entregas solo quiero que tengas muy presentes dos premisas clave:

1- Las cámaras solas no hacen buenas o malas fotos

2- Poner la cámara en automático está muy bien, pero luego no me vengas con preguntas.

Lección 1: Lo del diafragma y la velocidad

Este es el tótem sagrado de la fotografía. Si no haces un esfuerzo por entender esto, no hacemos nada. Tómatelo en serio porque es lo más importante. Todas las cámaras del mundo, – y me da igual si son digitales, o no, réflex, compactas…- todas tienen el mismo principio.

Una foto está correcta cuando tiene la cantidad adecuada de luz. Si le falta, está oscura y si le sobra, se aclara y todo parece nevado….. Hasta ahí, de acuerdo, ¿no?

Imagínate que estás dormido y a oscuras. Así está tu cámara cuando vas a hacer una foto. Te molestará la luz al abrir la ventana… pero no ves nada, así que puedes hacer dos cosas…

Una es abrir la persiana, que es el diafragma. Si abres mucho la ventana entra mucha luz de golpe y te duelen los ojos (se quema la foto, tu pupila). La otra es abrirla solo un pelín y entonces necesitarás un tiempo para que se te acostumbre la vista. Eso es la velocidad de apertura, el tiempo que está entrando luz. Esto lo entiende hasta mi hija.

O sea, si abres mucho, entra mucha luz; en menos de un segundo ya te molesta la luz. Pero si lo abres poco necesitas más tiempo para ver algo. Y si lo has entendido ¡grábatelo a fuego! Porque la fotografía solo va de eso. Muy abierto igual a poco tiempo, muy cerrado igual a mas tiempo. El caso es llegar a la cantidad de luz necesaria.

Veamos si lo has pillado. Una pregunta de tipo test… ¿si es de noche y hay poca luz, necesitarás más o menos tiempo para que entre suficiente luz?…tic, tac.

Otra pregunta.. si hace un sol radiante en la playa, cegador, del que quema los colores, del que hace que tengas que usar gafas de sol… ¿cuánto tiempo tiene que estar entrando luz? ¿Mucho o poco?

Pues la relación de diafragma y velocidad es exactamente eso, la relación entre el chorro de luz que entra por la persiana y el tiempo que tiene que estar entrando. Como llenar un vaso de agua: si abres mucho el grifo, se llena enseguida; si es un chorrillo, tarda más.

¿Y cómo se mide? ¿Tú cómo mides el tiempo? En segundos, ¿no? Pues igual… Lo que pasa es que como son fracciones de segundo, si pone 1000 se refiere a una milésima de segundo… no a mil segundos. Tu pensabas que 1000 era más tiempo que 250 o 125, pero no amigo, son fracciones, ¡fracciones! O sea, 1000 es menos tiempo que 250. El diafragma se mide en unos números muy absurdos, 1,8 – 5,6 – 11… Y así, sin ningún sentido aparente… Al igual que con el tiempo, cuanto más alto es el numero pensarás que entra mas luz; pues no, también al contrario. Cuanto más alto es el número, menos luz entra por la persiana.

Para cerrar este primer capítulo tan importante, un ejercicio practico. Una foto en un día nubladillo, supongamos que para tener suficiente luz, pide, por ejemplo, un diafragma de 5,6 y una velocidad de 250. Si tienes la cámara puesta en A, ni te enterarás. Pero supongamos que ese es el punto de equilibrio para la cantidad de luz que hay en la calle. Abrir la persiana hasta 5,6 y dejarla abierta durante 1/250 de segundo. Con eso tu pupila no sufrirá.

Pues bien, ¿qué pasaría si decidimos abrir menos la persiana? En lugar de 5,6 a 8, que es el paso siguiente… ¡Exacto, necesitarás mas tiempo! En lugar de 250 necesitarías 125, que es el paso siguiente ( sé que habías pensado que era 500, pero te recuerdo que son fracciones). Con esto al final llegaría la misma cantidad de luz. Ambos pares de diafragma y velocidad dan la misma cantidad de luz al final.

Y en breve seguiremos con estas impagables lecciones…

Foto: Jimby 99, wikimedia commons

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
No es que no os tenga aprecio: Los vídeos de «me voy a la playa sin ningún remordimiento»
¿Por qué diablos gustan los tatuajes?
Baila Lindy Hop para olvidar las penas
El cuarto querer (y no poder)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies